El abogado Juan Sosa Bareiro analizó la actual coyuntura política y recordó como un tema pendiente la reforma de la justicia. Dijo que pese a haber juntado 36.700 firmas en el marco de una iniciativa ciudadana que propiciaba el cambio, quedó en el letargo de la clase política el planteamiento hecho hace unos años.

“Lastimosamente quedó en el letargo y en el olvido las causas que son nacionales, pero que a la clase política muchas veces no le interesa. En el año 2017/2018 trabajamos intensamente, recorrimos el país, juntamos 36.770 firmas de paraguayos en toda la República, que pidieron una reforma constitucional, principalmente en lo que hace a la justicia”, comentó el profesional en diálogo con la 650 AM.

Dijo que incluso se establecieron conversaciones con varios líderes políticos a fin de facilitar el estudio del proyecto en el ámbito legislativo. “Explicamos que la justicia estaba extremadamente sometida a poderes fácticos y que solamente una reforma constitucional iba a lograr una verdadera independencia”, refirió.

Te puede interesar: “Voy a ser el último en vacunarme”, dice Mario Abdo

Relató que en aquella oportunidad los datos fueron cotejados con los registros del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) para garantizar que los firmantes eran electores y que vivían en el país, por lo que dieron su consentimiento para apoyar la petición hecha al Congreso Nacional. “Y aún así, seis años después seguimos en el letargo y en el olvido. Ni siquiera fueron capaces de derivar a algunas de las comisiones; 36.700 firmas de ciudadanos paraguayos quedaron en el olvido de la clase política, que tienen su propia agenda”, se quejó.

Explicó que en realidad se juntaron 39.800 firmas, pero con el filtro hecho en el TSJE se desecharon algunas firmas poco factibles, quedando en total 36.700 firmantes libres, cumpliendo de esta manera lo contemplado en la Constitución Nacional en cuanto al requisito para formular la petición ciudadana. “Parece que la clase política tuvo otros temas más importantes y olvidó ese pedido que se hizo con todas las formalidades que la Constitución así lo ampara”, insistió.

Funcional a intereses sectarios

El abogado recordó que en aquella época ya existía un fuerte cuestionamiento hacia la incidencia de la clase política-partidaria sobre el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y el Consejo de la Magistratura, que a su criterio se convirtieron en un “peligro para la propia justicia”.

Afirmó que ambos órganos operan de acuerdo a mayorías coyunturales políticas, además se imponen miembros que solo responden a intereses sectarios y no cumplen su rol propiamente dicho. “Y esto lo vimos hace poco cuando le designan nada más y nada menos que a Pedro Santa Cruz, por la Cámara de Senadores, una persona que él mismo reconoce que jamás pisó el Palacio de Justicia”, criticó.

Dijo que estos casos ya se habían puesto en evidencia en el pedido de reforma constitucional presentado en aquella época. “Si no reformamos las propias estructuras no vamos a conseguir realmente una reforma de la justicia como queremos muchos gremios que trabajamos en esto hace varios años”, concluyó.

Leé también: Abdo felicita a nuevo presidente de Perú tras definirse resultado de elecciones

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar