El ministro del Interior, Euclides Acevedo, consultado nuevamente sobre la situación real de los 3 secuestrados por el grupo criminal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) en el departamento de Concepción, dijo que siguen con lo que llaman tarea de búsqueda, esa es la orden del comandante en jefe de la Fuerza de Tarea Conjunta. Aclaró que solo compete a Interior y la Policía Nacional el trabajo de inteligencia, que supone recopilación de datos, respaldo de informaciones y análisis de las mismas.

Indicó que ahora, con la campaña de recompensa de G. 1.000 millones, “abundan las informaciones”. En ese sentido, pidió aclarar que él sostuvo que existen “informaciones esperanzadoras” y no un inminente rescate. Dijo que lo importante de esta situación es que se mantiene viva la memoria, esta situación desagradable e ingrata de estos compatriotas que están secuestrados.

Leé además: ¡Que vuelvan los 3!: familiares de secuestrados hacen llamado conjunto

¿Extracción o rescate?

“Yo no puedo hablar de esto porque sobre ese punto en particular yo no he hablado con la familia, porque si yo hubiera hablado, ya hubiera hecho algún comentario de eso, no he hablado con ellos. Lo que sí sé es que la familia está en contacto permanente con los de la Unidad Antisecuestro y la Fuerza de Tarea Conjunta”, explicó el ministro para dar a entender la responsabilidad de cada uno de los intervinientes en contacto con Universo 970 AM.

Cambios en el gabinete

Consultado sobre su conocimiento acerca de los eventuales cambios en el gabinete del presidente, dijo que varios son los rumores y que desconoce que alguno sea verdadero. “Yo estoy bien donde estoy y estoy contento, pero no satisfecho”, expresó. Acorde a su propio estilo, dijo que no sería aconsejable que lo lleven como presidente del Banco Central ni tampoco como ministro de la Corte Suprema, aunque cumpla con los requisitos formales.

Ocupaciones

En cuando a las ocupaciones de tierras por ciudadanos paraguayos que reclamen su derecho constitucional, Acevedo indicó que ya no debe decirse “reforma agraria”, sino que lo más apropiado es llamarlo “redistribución de territorio de acuerdo a la capacidad productiva”. Señaló que el problema de la tierra es estructural y que lamentablemente algunos piden una solución policial a un problema social, económico y finalmente inmobiliario estatal.

Indicó que siempre reciben la orden judicial de desalojo, pero que la orden siempre es negociar hasta el final y recurrir en última instancia y de manera excepcional a la fuerza. “Espero que Paraguay algún día tenga un catastro en forma”, concluyó sobre el tema.

Leé también: Ley de insolvencia: diputados aseguran que buscarán evitar perjuicio a la ciudadanía

Dejanos tu comentario

7H

El nivel de ocupación de camas de terapia intensiva llegó al tope. ¿Qué debe hacer Salud Pública?

Click para votar