Esta mañana, varios sectores de la industria nacional se congregaron en la sede de la Unión Industrial Paraguaya (UIP) para firmar una alianza, de modo a exigir a las autoridades nacionales que se les tome en serio respecto al flagelo del contrabando que aqueja al país, a más de sentenciar que irán tras los “verdaderos peces gordos”.

De esta manera se pronunció el sector industrial tras el reciente veto del Ejecutivo respecto a la ampliación del margen de preferencia nacional a un 40% para las compras públicas, lo que fue fuertemente repudiado por los industriales.

Noticia relacionada: UIP abogó por una política industrial en audiencia con el presidente Abdo

Conferencia de prensa sector industrial, para firma de alianza para la lucha contra el contrabando. Foto: Gentileza.

El titular de la UIP, Gustavo Volpe, indicó que la única manera en que se puede luchar contra el contrabando es con la unión de todos los sectores afectados, ya que las autoridades no hacen caso a las insistentes peticiones, a las que consideró también como débil, por lo tanto, instó a todos a luchar en conjunto, de modo que sea tratado como un verdadero problema.

“Este pacto que estamos firmando hoy es muy importante, va a sentar un precedente, porque todos padecemos del mismo problema y drama, ese flagelo que se llama contrabando, y que incluso muchas autoridades justifican porque los informales pueden vender mercaderías más baratas, lo que sería tratar de apagar el fuego con nafta”, expresó.

Al mismo tiempo, Volpe denunció a las autoridades corruptas que cobran “peaje” a favor del contrabando, a quienes tomarán lucha hasta las instancias legales, y resaltó la unidad que forjaron desde los distintos sectores industriales pese a la pandemia y las restricciones, a lo que llamó el inicio de una nueva era del Paraguay, ya que irán por los verdaderos “peces gordos” que se enriquecieron con el lavado de dinero.

Aseveró que el contrabando es un mal que perjudica a los productores, a la industria y a los comerciantes que importan y que pagan todos los impuestos, y por consiguiente repercute en las ventas y en la generación de empleo. “El que no tiene un trabajo seguro y compra de contrabando, está apostando a seguir sin empleo y siendo pobre, recurriendo generalmente a la informalidad para poder sobrevivir”, agregó.

Lea también: Cerca de 70 gremios de la UIP rechazan gestión de titular del MIC

Más que contrabando, evasión

No se está vendiendo un kilo de azúcar en un día, todo lo que se vende en el mercado local es de contrabando, aseguran. Foto: Archivo.

Por su parte, Sonia Fleitas, del Centro Azucarero, uno de los rubros más golpeados por el contrabando, fue más allá del contrabando a otro factor que aqueja a todo un país, que es la evasión de impuestos, que afecta directamente al empleo y en el sector a unas 250 mil personas que se ven perturbadas por tal razón.

“No estamos vendiendo un kilo de azúcar en un día, todo lo que se vende en el mercado local es contrabando. Tampoco en los mercados internacionales más exigentes no están pudiendo comprar nuestra azúcar orgánica, y si no frenamos esto, una parte de la economía muere y puede llegar a ser un estallido social con las 100 mil personas que quedaron sin trabajo por la pandemia, 25 mil repatriados más 250 mil familias fuera”, sentenció.

Participaron además otros rubros como cañicultores, frutihortícola, yerba mate, huevo y pollo, calzados, confecciones, aceitero, domisanitario, fármacos, alimentos y bebidas.

Dejanos tu comentario

14H

Ante el posible retorno a las clases presenciales en el 2021 ¿cuál de estas medidas se debería adoptar?

Click para votar