Los gobiernos adelantados son aquellos que apuestan a la ciencia, hoy no hay duda de ello. Esta realidad quedó más latente con la pandemia del COVID-19 y la carrera contrarreloj para conseguir los biológicos que le pusieran un freno.

La mayoría de los países con más y mejor desarrollo de la ciencia son los que están logrando superar más rápido las consecuencias de esta pandemia, que ya es considerada tan perturbadora como la Segunda Guerra Mundial.

Si bien a la ciencia se suman otros factores, como los económicos, políticos, sociales e incluso culturales, no hay duda de que tener un centro de inteligencia y un equipo de científicos dedicados exclusivamente a predecir las tendencias y los hechos futuros supone estar unos pasos adelantes que los demás.

En este contexto, es importante considerar el Informe de Tendencias Globales del Consejo Nacional de Inteligencia del Gobierno de Estados Unidos, publicado cada cuatro años. El último fue dado a conocer en el 2017, y en el mismo se predijo la posibilidad de que el mundo enfrentara una pandemia, dos años después el mundo conocía al nuevo coronavirus.

La agencia señala que los efectos derivados de la pandemia del COVID-19 seguirán durante las próximas dos décadas. Foto: AFP

Te puede interesar: Video viral: héroe de blanco salvó a bebé de morir asfixiado

Ahora, el Consejo publicó su informe y en el mismo prevé pocas mejoras con respecto a la actualidad global. Incluso, señalan que los efectos derivados de la pandemia del COVID-19 seguirán durante las próximas dos décadas.

De acuerdo al informe, se profundizó la desigualdad económica, se agotaron los recursos de los gobiernos y se reavivaron los sentimientos nacionalistas, a los que se suman las consecuencias del cambio climático, que seguirán suponiendo problemas de todo tipo para los países.

Las predicciones del Consejo señalan que en los próximos 20 años el crecimiento de la población mundial se desacelerará; el cambio climático empeorará; las relaciones internacionales se volverán “caóticas y volátiles”; el hambre se multiplicará.

Podés leer: Gobernador de Paraguarí habilita sistema de oxígeno en Carapeguá

Preocupación

Los viajes alrededor del mundo fueron cancelados y actualmente se realizan bajo un estricto protocolo y en una escala poco significativa para el sector. Foto: Archivo

El informe del Consejo Nacional de Inteligencia del Gobierno de Estados Unidos plantea preocupación en prácticamente todos los aspectos de la vida en la tierra en las próximas dos décadas. Menciona a profundidad la inseguridad alimentaria, el cambio climático, la geopolítica, la gobernanza, la migración mundial y muchas otras áreas en las que actualmente reina la incertidumbre a raíz de la pandemia del COVID-19.

Ante este escenario, reconoce que es de vital importancia los avances que puedan darse en la ciencia, pero aclara que también podrían provocar nuevas tensiones, rivalidades y competencias de liderazgo y dominio del área, con posteriores implicancias, en cascada, en la seguridad económica, militar y social del mundo.

Paraguay

Paraguay puede ser tomado como ejemplo de lo que señala el informe de esta agencia de inteligencia. Un país pequeño, con escasos recursos y poco desarrollo e inversión en ciencia, que actualmente depende de otros países para acceder a dosis de vacunas contra el COVID-19. Se suma la gestión deficiente de sus autoridades para conseguir los biológicos. Esto, da lugar a una población marginada y a una prolongación en el tiempo de su recuperación frente a la pandemia.

Los pacientes son internados en camillas o en sillas en los pasillos de los hospitales en Paraguay. Foto: Archivo

Te puede interesar: Tony Apuril reclama que la estancia El Tigre no haya sido incautada por el Ministerio Público

Dejanos tu comentario

6H

¿Cómo se podrían evitar las aglomeraciones en los colectivos?

Click para votar