Ante la presentación del proyecto de “Hambre cero en las escuelas y el sistema educativo” por parte del Poder Ejecutivo, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) informó que los programas vigentes que se sustentan con recursos del tesoro, del Fondo Nacional para la Salud (Fonacide) y royalties, no serán desfinanciados dado que se recurrirá a reasignaciones presupuestarias.

En este sentido, el financiamiento a las gobernaciones y municipalidades a través de los royalties, seguirá invariable, es decir, aún recibirán los desembolsos por parte de la administración central para la compra de alimentos o kits de víveres, para lo cual se destina el 20% de dichos recursos y asimismo preservarán el restante 80% de lo destinado para gastos de capital.

En cuanto al sustento de la ley N.° 6.628/2020 conocida como “Arancel cero” la cual rige en universidades nacionales e institutos superiores, se apunta a que la nueva fuente de financiamiento sean recursos del tesoro y ya no lo proveniente del Fonacide, como actualmente está indicado en dicha legislación. También se recurrirá a la reasignación presupuestaria para financiar los fondos de salud del Fonacide.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea también: Auditan millonarias deudas de Copaco y no se descartan acciones penales

Los proyectos financiados con el Fondo para la Excelencia de la Educación y la Investigación (FEEI) cuentan con recursos comprometidos para asegurar su culminación”, aseguraron desde el MEF. Detallaron que una vez finalizado estos proyectos y tras una evaluación sobre la necesidad de continuidad de los mismos, serán incorporados al presupuesto de las entidades que los ejecutan con financiamiento del tesoro público.

El presidente de la República, Santiago Peña presentó el proyecto de "Hambre cero". Foto: Gentileza

Desde el MEF remarcaron que este proyecto fue elaborado al interior del Poder Ejecutivo y que esta cartera tuvo como rol la previsión del financiamiento de todos los programas y proyectos que serán afectados por el redireccionamiento de los recursos del Fonacide.

Con esta aclaración, se deja en claro que ninguno de los programas actuales serán desfinanciados o se verán perjudicados con la eventual promulgación de la ley “hambre cero”, un discurso que es sostenido por varios referentes de la oposición, quienes se han pronunciado en contra de esta iniciativa que busca que la alimentación escolar llegue al 100% de los niños y adolescentes.

Le puede interesar: Peña promete no descansar hasta generar 500.000 puestos de trabajo

El proyecto “Hambre cero” fue diseñado a partir de los contundentes informes de la Contraloría General de la República, a través de los cuales que solo el 5% de los estudiantes son beneficiarios del almuerzo o merienda escolar. Se evidenciaron mala utilización de los recursos del Fonacide e incluso malversación, por lo cual el Poder Ejecutivo consideró urgente rediseñar el modelo de entrega de alimentación escolar.

Dejanos tu comentario