Solo un milagro podría salvar la vida del intendente de Pedro Juan Caballero, José Carlos Acevedo, quien fue víctima de un atentado ayer. Su estado es bastante crítico según informan los médicos que lo están tratando. Comienza a tener falla multiorgánica, por lo que la esperanza es mínima. Aseguran que médicamente es poco lo que se puede hacer. “Su estado es irreversible. Se está apagando”, anunció un médico en conferencia de prensa.

“Su estado es prácticamente irreversible. Solo un milagro podría salvar su vida. Va entrando en una falla multiorgánica y médicamente o humanamente ya no se puede hacer nada, su cuerpo está en un estado de cansancio, el organismo también tiene su agotamiento”, indicó David Peña, jefe de terapia intensiva del sanatorio Viva Vida, en donde se encuentra internado el intendente.

Nota relacionada: Atentado en PJC: intendente sigue grave, pero descartan muerte cerebral

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Los familiares comienzan a ingresar a la sala para despedirse y también se llamó a su sacerdote. Según informó el médico, las fallas de sus signos vitales se desencadenaron tras una descompensación, media hora después de la conferencia de las 14:00.

“Después de las 14:00 empezó la descompensación y ahora entró en estado crítico, la presión comenzó a bajar, no hubo un falla cardiaca pero en general, la funcionalidad de los órganos comenzó a bajar. El riñón está empezando a disminuir su función, el corazón se está cansando, por lo que no se está oxigenando y está entrando en una falla multiorgánica”, dijo Peña en conferencia de prensa convocada de forma urgente para hablar del estado de salud de Acevedo.

Según el doctor Peña, la esperanza es lo último que se pierde, pero las esperanzas van disminuyendo con la situación actual de Acevedo, ya que en el sanatorio privado donde está siendo asistido el jefe comunal ya hicieron lo humanamente posible para salvarlo y públicamente dijeron que solo un milagro puede sacar del estado en que está actualmente para que vuelva a recobrar fuerzas, pues en cada uno de sus órganos ya se nota el cansancio.

Lea más: Ronald Acevedo: “Si el presidente no va a tomar en serio esto, que se vaya a su casa”

“Hicimos todo lo humanamente posible, en cuanto a drogas, aparatos y procedimientos, pero llega un momento dado en que el cuerpo se cansa, además de los órganos, porque él está en un estrés desde lo ocurrido y eso su cuerpo está sufriendo, estaba luchando con todo, pero ahora se va cansando. Se está apagando”, manifestó el doctor Peña.

De acuerdo a lo manifestado por el médico, Acevedo no está aguantando todo el estrés tras haber recibido siete impactos de bala en la tarde de este martes por parte de tres sicarios encapuchados que lo interceptaron frente al Palacio de Justicia de PJC y dispararon sin piedad. Según el reporte médico, de los siete impactos, cuatro fueron a nivel del cuello, dos a nivel del miembro superior derecho, y uno a nivel del miembro superior izquierdo.

Lea más: Atentan contra la vida del intendente de PJC, José Carlos Acevedo

“Está teniendo algunos síntomas de cansancio, tanto físico como orgánico. Eso quiere decir que se está agotando de a poco y empieza a bajar su presión, lo que es preocupante”, señaló el galeno según informó el corresponsal de La Nación - Nación Media, Emerson Dutra.

Según explicó, su situación clínica es irreversible atendiendo a que varios signos vitales ya están empezando a deteriorarse. “Solo un milagro podrá salvarlo en estos momentos”, repitió.

“La descompensación que tuvo es preocupante. Por la droga que está recibiendo y por el estado en que se encuentra, podemos decir que es irreversible”, acotó el médico al tiempo de decir que las esperanzas son mínimas en estos momentos.



Dejanos tu comentario