El rechazado y archivado juicio político contra el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y el vicepresidente Hugo Velázquez colocó a los diputados Celeste Amarilla (PLRA) y Basilio “Bachi” Núñez (ANR) como los principales legisladores protagonistas en el proceso del enjuiciamiento que hasta el momento genera discusiones entre sus pares, moviliza a un reducido grupo de ciudadanos y motiva a referentes del Gobierno a impulsar un campaña de paz social en plena crisis sanitaria y económica generada por el COVID-19.

Las actuaciones de ambos parlamentarios impulsaron a ganarse un espacio en la sección de político de la semana del diario La Nación. No es la primera vez que los diputados acapararon la atención de los medios de comunicación, ya sea por sus intervenciones o sus constantes discusiones, recordando que anteriormente fue Núñez quien planteó la suspensión de Amarilla por un plazo de 60 días sin goce de sueldo tras acusar a sus colegas de obtener sus bancas por el financiamiento del dinero sucio.

Celeste Amarilla, diputada del PLRA. Foto: Archivo.

En este caso la liberal fue la principal impulsora para la destitución de las máximas autoridades ejecutivas, argumentando el mal desempeño de sus funciones como principal causa, mientras que la astucia del colorado en solicitar a la plenaria de la Cámara Baja analizar el libelo acusatorio mediante una sesión extraordinaria sirvió para tumbar el proceso y dar una nueva oportunidad a Abdo Benítez, con el fin de que pueda gobernar y terminar su mandato.

“No podemos seguir esta hoja de ruta, la hoja de ruta de ustedes. Nosotros desde la bancada de Honor Colorado estamos con la hoja de ruta de la ciudadanía que quiere soluciones, no quiere echar un presidente porque a ustedes se les ocurre, acá lo que un grupo de legisladores quiere es un presidente de la República a la medida para sus fatos. Por eso estamos en contra del juicio político”, había dicho el colorado.

Lea también: “Le mataron a mi hermano”, denuncia José Carlos Acevedo, intendente de Pedro Juan

Desde hace meses, legisladores colorados venían denunciando la hoja de ruta del sector del efrainismo liberal y del Frente Guasu (FG), que se sigue al pie de la letra, según el diputado Núñez. “Los que piden juicio político son quienes anuncian que no se van a cansar hasta que renuncien el presidente y vicepresidente”, dijo.

Basilio Núñez, diputado colorado. Foto: Archivo.

Tal vez la inexperiencia política de la liberal terminó por jugarle una mala pasada, al presentar oficialmente las acusaciones sin contar con los votos requeridos para llevar adelante el planteamiento, quedando finalmente como una “testimonial” tal como lo sostuvo en una ocasión su colega Édgar Ortiz. Los resultados arrojados en su momento fueron de 42 votos contra el enjuiciamiento y 36 votos a favor del mismo, hecho que da un respiro al mandatario, quien aún continúa sin dar algunas declaraciones a la ciudadanía que insiste en que presente su renuncia.

Te puede interesar: Balance de Alliana: “Los órganos de seguridad fallaron en muchas situaciones”

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar