El diputado oficialista Colym Soroka dijo estar cansado de la hipocresía de sus colegas de la oposición y los calificó de “manga de falsos”. En este sentido, el parlamentario mencionó que en reiteradas ocasiones algunos colegas gritan y ofenden en el pleno; sin embargo, después de apagarse las cámaras, cambian de actitud bruscamente.

Podés leer: Narváez asegura que la sanción a Amarilla no infringe la Constitución

“Hace rato me tiene cansado este tema, manga de falsos”, expresó. El exabrupto de Soroka se dio en la sesión extraordinaria de este martes al momento en que fue tratado el pedido de revocatoria de la sanción a la diputada Celeste Amarilla, lo que finalmente fue rechazado.

“Acá hay gente que para la cámara grita de todo, pero cuando la cámara se apaga, vienen como un pajarito. Estamos con una hipocresía inmensa”, refirió el parlamentario. Agregó además que no caerá en la hipocresía de sus compañeros porque no está interesado en caerle bien a nadie.

“Por lo menos yo no me voy a tragar ese tipo de hipocresía porque a mí no me interesa ser presidente de la cámara ni congraciarme con nadie, pero cuando me insultan y termina la plenaria y vienen como si nada”, sentenció.

El diputado confesó además que en su momento casi llegó a los golpes con el diputado Basilio Núñez; sin embargo, a través del diálogo resolvieron la situación. “Casi llegué a los golpes con ‘Bachi’ porque yo soy calentón y me gusta el soco, después hablamos. Si esto va a ser un freno para que nos tranquilicemos, para que sepamos controlar nuestra conducta”, contó.

Te puede interesar: “Efraín Alegre tiene 200 mil razones para defenderle a Celeste”, arremete diputado liberal

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar