La diputada Jazmín Narváez, que rectificó su voto a favor de la sanción a su colega Celeste Amarilla, sostuvo que el respeto es lo primero que debe de primar entre todos en la Cámara de Diputados. “Los colegas nos debemos respeto, se viene perdiendo hace tiempo”, dijo.

Este martes se desarrolló la sesión extraordinaria convocada para tratar el pedido de revocatoria a la suspensión dada a la legisladora liberal. Ante esta situación, Narváez expresó su pesar “siempre va ser triste ser juez de un colega”.

Lea más: Diputados rechaza revocatoria de sanción a Celeste Amarilla

Pero considera que “al examinar las conductas muy pocos quedan con autoridad moral”, por lo que apuesta a “ejercer la representación con trabajo, proyectos de leyes y denunciando de forma prudente y educada a los colegas, no es cierto que se esté infringiendo la Constitución Nacional”, aclaró.

Aunque reconoce que ante estos hechos que se dan al juzgar a algún integrante “estamos expuestos porque muy pocas son las garantías que tenemos”, enfatizó. También, califica a la suspensión como una herramienta peligrosa, “pero es una regla de juego, sí estamos expuestos, si de por ahí metemos la pata”, añadió.

Finalmente, confesó que le pesa mucho el caso de su colega, “porque siempre me entretiene escuchar a la colega Celeste Amarilla, cuando no es hiriente; ella sabe, mi familia sabe, de hecho me han visto triste porque me dicen ‘tenés aprecio por ella’. Pero muy poco respeto demuestra a la hora de referirse a los colegas, ojalá que sirva para examinar nuestras conductas. Y a ella también para examinar su conducta”, concluyó.

Podés leer también: “Efraín Alegre tiene 200 mil razones para defenderle a Celeste”, arremete diputado liberal

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar