Familiares del joven enfermero Bernardo Gómez Candado, desaparecido en mayo del 2019 en la zona de influencia del grupo criminal Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), pidieron que también se investigue su paradero.

El hermano de Bernardo, Cristóbal Gómez, dijo que las autoridades abandonaron el caso. “Ya hace un año cuatro meses que él desapareció y hasta el momento no tenemos noticias. Estamos abandonados por las autoridades, hasta este momento ya no se acercaron a nosotros, ni para hablar ni para saber cómo quedó el caso”, denunció.

Podes leer también: Adelio Mendoza presenta dolor lumbar que sería por postura durante cautiverio

Bernardo Gómez desapareció en zona del EPP, en Azote’y, en la localidad Zanja Morotí, departamento de Concepción, el 10 de mayo del 2019. Fue visto por última vez cuando ingresaba al predio de la estancia La Gringa para cazar animales en compañía de su tío.

“Él desapareció en zona de influencia del EPP, nosotros ingresamos hasta donde él desapareció, pero no encontramos su cuerpo. Si el grupo armado lo tiene, que nos lo devuelvan”, clamó hoy su hermano a más de un año de su desaparición.

La investigación sobre la desaparición del joven enfermero estaba a cargo del fiscal Álvaro Rojas, quien en ese momento también dispuso la búsqueda de Bernardo por parte de la FTC. Sin embargo, no se pudo dar con su paradero y sus familiares presumen que fue reclutado en contra de su voluntad por el EPP.

Leé también: Reunión con Mario Abdo fue positiva, dice diputado del PLRA

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar