La diputada Celeste Amarilla (PLRA), en conversación con la 650 AM, negó que haya tenido intención de provocar a los integrantes del grupo criminal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Expresó que ella quería hacer ver a la ciudadanía que para estos criminales actuar y sobre todo secuestrar personas en el campo es algo muy fácil.

“Buscan blancos fáciles en el medio del campo, donde ni las vacas te miran. Hasta yo podría secuestrar a Óscar Denis en estas condiciones”, explicó la diputada liberal y luego recordó que en esta ocasión secuestraron a un señor de 74 años y a un chico de 21, así como en una ocasión anterior" asesinaron a un matrimonio extranjero, con disparos en la nuca, también en el medio de la nada".

“Es muy fácil lo que hacen estos delincuentes, que además están sembrando el terror por nada y lo están haciendo porque nos convencimos de eso. De que son peligrosos y matan es cierto, pero en su zona, en ese cuadrilátero que hoy se ha convertido en una cárcel”, explicó Amarilla. Agregó que ella no les desafió a que secuestraran a otros políticos en las rutas.

"¿Dónde está el mérito de secuestrar a un político en un descampado?, se preguntó, para luego seguir diciendo que el mérito sería que llegaran a sacar de las “orejas” a un ministro de su propio ministerio, en ese caso se los podría respetar, dijo en tono de molestia.

Lea también: Celeste Amarilla desafía al EPP: “Vengan acá a secuestrar a diputados”

No eran niñas, eran combatientes

Con relación al enfrentamiento de los agentes de la Fuerza de Tarea Conjunta con los criminales del EPP, el miércoles 2 de setiembre pasado, expresó “que fue una pelada haber ido a celebrar una supuesta victoria militar, independientemente que hayan sido niñas o no (las fallecidas), no fue una victoria matar a dos soldados ni tampoco fue necesario que vaya el presidente”.

“Pero reitero, no eran dos niñas, eran dos combatientes, si vamos a decir las cosas como son. Ustedes saben que soy crítica y no defiendo al gobierno de Mario Abdo, a quien lo traté ya de inútil y pendejo, ni tampoco defiendo a la FTC, pero las que fallecieron no estaban hamacándose en el parque como Heidi (el personaje infantil), eran combatientes entrenadas y no tenían miedo a la muerte, para los niños esto es casi un juego”, replicó.

Por otro lado, afirmó que hasta admiraba el valor de ambas, al animarse a utilizar un fusil AK-47 y que la FTC las encontró de manera accidental. “Seguramente las pusieron allí para que practicaran y la orden quizás era disparar a cualquier cosa que se moviera, bien podría haber sido un tigre o una vaca, pero resultó ser la FTC, que se encuentra cara a cara con el campamento principal del EPP, por tanto, no podían lanzarles pororó solo por tratarse de niñas”, reiteró.

Posteriormente, realizó una comparación con lo sucedido en Berlín, durante los bombardeos en la Segunda Guerra Mundial. “¿Acaso (los aliados) preguntaban si había niños abajo antes de lanzar las bombas? Si en el lugar hay niños, morirán niños y si hay indígenas, morirán indígenas; la responsabilidad era plenamente de ellos (de los criminales del EPP)”, argumentó.

“Estos del EPP no podrían ni cebarle el tereré al mariscal López y ni siquiera podrían lavarle la gorra al Che Guevara, dejemos de magnificar lo que hacen estos delincuentes”, finalizó la diputada su particular modo de responder.

Le puede interesar: Reunión con Mario Abdo fue positiva, dice diputado del PLRA

Dejanos tu comentario

10H

Miguel Cuevas ¿debería ocupar nuevamente su banca en Diputados?

Click para votar