La llegada del coronavirus a Paraguay dejó en evidencia la deficiencia del sistema de salud, pero ante ese escenario, también permitió que sobresalgan figuras institucionales. Tal es el caso del ministro de Salud, Julio Mazzoleni, que una vez más cuenta con el fuerte respaldo del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, quien ignoró presiones de su entorno político para marcar su posición y mantener a su hombre de confianza como capitán del barco que navega en las turbulentas aguas del COVID-19.

“Mazzoleni va a seguir en el cargo, está haciendo un gran trabajo”, fueron las palabras de Abdo Benítez. “Estamos salvando a muchísima gente y gran parte de eso es debido a las propuestas al presidente de la República por parte del ministro Mazzoleni”, sostuvo ante una ola de críticas del sector político hacia su gestión. De esta forma, el mandatario repuso sus fichas por el capitán del barco, quien ya repitió en varias oportunidades que no abandonaría el Ministerio de Salud.

Mazzoleni, como político de la semana, resalta por el fuerte respaldo de su equipo, conformado por Guillermo Sequera, director de Vigilancia Sanitaria, y Juan Carlos Portillo, viceministro de Atención a la Salud, quienes saltan al paso con posibles renuncias en el caso de que el capitán sea destituido.

Lea más: Mazzoleni debe “extirpar el tumor de la corrupción”, afirma Soledad Núñez

Compras de Salud

Las licitaciones de insumos médicos forman parte de los cuestionamientos a la administración de Mazzoleni. Tal es el caso que incluso uno de los nombres fuertes de Colorado Añetete, Enrique Bacchetta, lo responsabilizó porque “bajo su mando hubo hechos de lesión de confianza grave y daño patrimonial a la República del Paraguay, es un ministro que tiene que ser destituido”, aseguró.

En el mismo sentido, el senador Sergio Godoy también reprendió su gestión. Lo calificó de “incompetente, porque no sirve para afrontar la situación antes de la pandemia y mucho peor ahora”.

Mientras que entre los defensores del titular de cartera, aparece el senador Silvio Ovelar, quien reconoció el trabajo liderado para evitar la propagación de la pandemia con las medidas acertadas. Llevando al campo de fútbol, el legislador de Colorado Añetete reconoció que “el jugador que no puede ser cambiado es Mazzoleni, quizás otros, pero Mazzoleni no”, refutó.

Leé también: Filártiga no cambiaría a Mazzoleni, pese a que lo reemplazó en Trauma

Extirpar el tumor

La aprobación también se dio por parte de otros notables como es el caso de la exministra de la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat, Soledad Núñez, quien le recomendó “extirpar el tumor de la corrupción”. “Mazzoleni lo que necesita es un apoyo político real para sanear la institución haciendo un cambio general en todas las áreas sensibles de su estructura. Yo no lo cambiaría, es un buen profesional, lo que le diría es que renueve y sacuda todo y así dar señales claras”, remarcó.

También le dio su voto de confianza el Dr. Aníbal Filártiga, quien fuese su profesor en la facultad. “Si yo soy el presidente de la República, pido a todos los ministros que pongan sus cargos a disposición y le dejo a algunos. Le dejo a Julio Mazzoleni, le respeto como médico y es una persona honesta. No se le tiene que cambiar, es un tipo metido en el tema”, indicó.

Nota relacionada: Claro mensaje de Mario Abdo: “Mazzoleni va a seguir en el cargo”

Dejanos tu comentario

5H

¿La ciudadanía está preparada para volver a la normalidad, pero adaptada al modo COVID de vivir?

Click para votar