Diputados de diferentes partidos políticos criticaron que un grupo de exfiscales, que actualmente ocupan cargos dentro del gobierno de Mario Abdo Benítez, hayan afirmado que no existió un daño patrimonial en la fraudulenta compra de los insumos médicos por parte del Ministerio de Salud al vincularse con las firmas Eurotec e Imedic SA.

“No me parece que sea aceptado que los funcionarios designados a una comisión califiquen una situación como daño patrimonial o no sin tener los elementos o sin esperar los procesos de investigación, es decir que la Fiscalía tiene que investigar y determinar si un proceso administrativo, en este caso, que no se hizo de manera adecuada o donde se nota que pudo haber existido un sobrecosto, genere un daño patrimonial”, dijo el diputado Édgar Acosta, del Partido Liberal.

Diputado del PLRA, Édgar Acosta. Foto: Archivo

No obstante, el parlamentario apuntó que sí existió un perjuicio hacia el Estado al no contar con los insumos y equipos médicos para hacer frente a la crisis sanitaria, teniendo en cuenta el dinero otorgado al Ejecutivo.

“Desde el punto de vista legislativo y ciudadano, para mí sí hubo un daño en el sentido de que tenía que dotarle a las personas de las herramientas necesarias para enfrentar al COVID-19 y eso significa tener los hospitales con insumos, los medicamentos para que todos los trabajadores de blanco tengan la protección, entonces hay un daño, no creo que tenga que pasar desapercibido de que hubo un daño”, sentenció.

Te puede interesar: “Opositores” premiados con altos cargos en el Gobierno

“Miserable estafar al pueblo con licitación amañada”

Por su parte, su colega el colorado Walter Harms manifestó que no se puede ser “juez y parte” en torno a la problemática, criticando las gestiones de los exfiscales Arnaldo Giuzzio, René Fernández y Carlos Arregui, quienes en su momento fueron designados por Abdo Benítez para que investiguen los hechos de corrupción en su administración.

“Es miserable estafar al pueblo a través de esta licitación amañada en plena pandemia y eso no borra la deshonra de todos los responsables que de manera criminal intentaron lucrar con la situación. Yo creo que no se puede ser juez y parte, son los mismos funcionarios del Gobierno que llegaron a esa determinación de que no hay un daño patrimonial”, indicó.

Diputado de la ANR, Walter Harms. Foto: Archivo.

“Estos bufones no patearán contra su olla”

Harms calificó la postura adoptada por los exagentes como un blanqueo y abogó por que el Ministerio Público proceda a realizar las investigaciones ante la problemática.

“Los fiscales deben encargarse de seguir con las investigaciones y si al fin se determina un intento de estafa en estos hechos miserables paguen con la cárcel. Estos bufones del poder de esta comisión especial que se formó no patearán contra su olla. Esto es un autoblanqueo porque es muy fácil ser juez y parte, no es lógico robar impunemente en plena pandemia”, dijo.

Mirá también: Líder de bancada de HC cuestiona falta de imputación sobre compras fallidas en Salud

Antecedentes

La Comisión Especial de Supervisión y Control de Compras ante el COVID-19 (CESC), creada por el Poder Ejecutivo, afirmó ayer “la inexistencia de pérdida económica” en las compras de insumos médicos.

“Nosotros no encontramos pérdidas económicas en estos procesos de compra, primero porque fueron detectadas a tiempo, ya bajo la sugerencia de la comisión algunas fueron anuladas; otras se retrotrajeron al momento de los vicios. Es decir, no hubo un pago de ninguna contraprestación previamente en esos casos”, había mencionado Giuzzio, quien encabeza la comisión especial de control.

Te puede interesar: Cercanía del PDP y el Gobierno, un instrumento clave en cargos de relevancia para el blanqueo

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar