La Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) y la Policía Federal de Brasil destruyeron más 75 toneladas de marihuana al iniciar la fase 43 de la Operación Nueva Alianza, el martes pasado en la zona conocida como estancia La Esperanza, en el departamento de Amambay. También fueron destruidos 16 campamentos de plantaciones ilícitas en la primera jornada. Las incursiones a zonas boscosas continuarán por varios días.

Datos de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito - UNODC indican que, anualmente, en promedio, se incautan en todo el mundo aproximadamente 5 mil toneladas de cannabis a través de 1 millón de operaciones policiales. “La Nueva Alianza logra cifras similares por cada 6 operaciones realizadas“, resaltó un comunicado de prensa de la Policía Federal.

Lea más: Gobierno certificará este viernes a 4.583 nuevos becarios en la SND

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Este grupo táctico binacional cuenta con el apoyo de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y el Ministerio Público paraguayo, además del refuerzo con helicópteros de la Fuerza Aérea Paraguaya. “Se trata de la mayor operación policial para erradicar las plantaciones ilícitas de cannabis del planeta”, puntualiza la fuerza de seguridad brasileña. En tanto, Senad reportó ayer miércoles que los intervinientes avanzaron sobre la destrucción de 3.600 kilos de marihuana picada y unas 24 hectáreas de la droga.

“La Nueva Alianza continúa con la exitosa estrategia, basada en erradicar las drogas en su origen, evitando que una gran cantidad de drogas entren a circulación por la región fronteriza entre Paraguay y Brasil“, señala PF. Además, tiene un impacto significativo en la estructura que actualmente lideran las mayores facciones criminales brasileñas y utiliza el narcotráfico como fuente de capitalización para luego financiar otros delitos relacionados, como el tráfico internacional de armas.

Lea también: Autoridades del Indi desarrollaron jornada de audiencia en Yataity del Norte

Déjanos tus comentarios en Voiz