Ciudad del Este. Agencia Regional.

Una banda armada de diez integrantes atracó hacia las 22:30 de este jueves pasado el local de una transportadora de Ciudad del Este, donde redujeron a los funcionarios, hirieron con culatazos de armas de fuego a algunos de ellos y llevaron tres bolsas de celulares de alta gama. Ocurrió en el interior de la Trasportadora San Ignacio TSI, ubicada sobre la calle Juan E. O’Leary casi avenida Monseñor Rodríguez, del km 5½ de la Ruta PY02, en el barrio San Isidro de la capital del Alto Paraná.

Todos los trabajadores fueron reducidos con el uso de armas largas y cortas, entre ellos dos guardias de seguridad. Cinco de los empleados fueron heridos en la cabeza con las culatas, para obligarlos a que informen dónde estaban los celulares. Los delincuentes llevaron aproximadamente 15 celulares distribuidos en las bolsas de mercaderías varias, además de ocho aparatos pertenecientes a los funcionarios y dos escopetas calibre 12 milímetros.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

“En todo momento se les exigió contar dónde se encontraban los celulares, pero el personal no podía decir porque desconocían en qué bolsas estaban dichos artefactos, ya que se trata de mercaderías varias”, explicó a La Nación/Nación Media el comisario Hugo Velázquez, subjefe de Investigación de la Policía en Alto Paraná.

Puede interesarle: Policía frustra a balazos el robo a un minimercado en Luque

De acuerdo al circuito cerrado de grabación de la transportadora, algunos de los asaltantes vestían uniformes parecidos al utilizado por policías y con la inscripción de Delitos Económicos. Igualmente, algunos usaron también capuchas, sombreros y pilotines.

Se movilizaron a bordo de dos vehículos, uno de los cuales era, presumiblemente, de la marca Toyota, modelo Wish, color blanco, y otro automóvil de color oscuro, cuyos demás datos se desconocen. Esto, según el reporte del personal de la Comisaría Segunda.

Puede interesarle: Denuncian a jueces y fiscala por baja pena a condenado por abuso sexual de niña

Las víctimas relataron al personal policial que desde que ingresaron los delincuentes preguntaron dónde estaban los celulares y no se dieron cuenta que en el sitio había una caja con dinero en efectivo. “Es una banda grande, bastante fuerte, bien organizada, pero algún dato les llegó en forma errónea o algo falló que no pudieron llevar una carga más grande y no sabían del dinero”, dijo el comisario Velázquez.

Los funcionarios heridos fueron llevados por bomberos voluntarios al Hospital de Trauma de Ciudad del Este y fueron dados de alta, al confirmarse lesiones sin gravedad. El hecho fue comunicado a la fiscal de turno Carolina Rosa Gadea.

Dejanos tu comentario