Con el objetivo de exigir a los Estados de América del Sur el respeto a la autodeterminación de los pueblos indígenas en aislamiento voluntario, así como la garantía de los derechos humanos de los pueblos indígenas de contacto inicial en la Amazonía y el Gran Chaco, unas 20 organizaciones regionales de pueblos indígenas se reunieron en el marco de un encuentro internacional con sede en Paraguay.

La iniciativa denominada “Reunión regional del grupo de trabajo internacional para la protección de pueblos indígenas en aislamiento y contacto inicial” (GTI-PIACI) se desarrolla en la quinta Ykua Sati de Asunción desde el 5 de diciembre pasado y se extiende hasta mañana viernes 9 de diciembre.

En la oportunidad participan organizaciones, líderes y representantes de pueblos indígenas de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Surinam para exigir a sus gobiernos la protección de sus pueblos originarios y su situación de aislamiento o contacto inicial.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea más: Alerta meteorológica: anuncian lluvias, tormentas eléctricas y ocasional caída de granizos

Todas estas, durante el encuentro, resaltaron las amenazas a pueblos indígenas en aislamiento y contacto inicial (PIACI) que se ciernen en la Amazonía y el Gran Chaco como la minería, la explotación petrolífera, la deforestación, el agronegocio, el narcotráfico, la construcción de obras de infraestructura, entre otros.

Además, destacaron que estos pueblos indígenas corren un alto riesgo de exterminio, por lo que es apremiante que los Estados dispongan medidas urgentes de protección y garanticen el respeto al principio de “no contacto”, de acuerdo con el derecho a la autodeterminación de los pueblos.

Recordaron a los ayoreo del Chaco paraguayo y sus derechos humanos, resaltaron que corren el riesgo de genocidio. Los ayoreo constituyen el último pueblo indígena en ser contactado en este país y aún poseen grupos en aislamiento voluntario. Estos grupos ayoreo aislados constituyen los únicos en dicha situación del continente fuera de la Amazonía. Al respecto, señalaron que el Estado paraguayo todavía no reconoce su existencia.

Hablaron también de la deforestación y que el Chaco es una de las áreas más afectadas por este mal en todo el planeta. Este acto desnatural repercute en la crisis climática a nivel nacional y global. Por ejemplo, el Chaco paraguayo pierde aproximadamente 800 hectáreas de bosques por día.

Podés leer: Hallan sano y salvo en Asunción a odontólogo concepcionero desaparecido

Dejanos tu comentario