Fuerzas de seguridad realizaron este lunes una conferencia de prensa desde el Comando de Operaciones de Defensa Interna (Codi) para informar sobre la secuencia de acciones que derivaron en la eliminación de dos miembros del grupo criminal autodenominado Ejército de Mariscal López (EML) en la noche del domingo en zona de Horqueta.

El agente fiscal Carlomagno Alvarenga resaltó que este proceso fue resultado de un trabajo previo de inteligencia mediante el cual se tuvo la información sobre la presencia de grupos criminales en la zona de Horqueta, por lo que se requirió al Juzgado Penal de turno órdenes de allanamientos de varios sitios.

Ya el fin de semana se montó un operativo con los miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) mediante el cual se notó la presencia de algunas personas que portaban armas. “La FTC se acercó y dio la voz de alto para que no pongan ningún tipo de resistencia y puedan ser verificadas las circunstancias por las cuales se encontraban allí. Inmediatamente fueron recibidos con disparos y no tuvieron otra más que responder de la misma forma. Después de esto y el cese de la balacera se encontró a dos personas heridas en el lugar”, comentó.

Uno de los abatidos tenía ropa camuflada y otro estaba de civil. Ambos tenían chalecos antibalas y estaban armados. Además, se confirmó que los mismos efectuaron disparos hacia los militares. “En estos momentos los cuerpos fueron trasladados hasta la capital para una mejor inspección y se está realizando un autopsia como anticipo jurisdiccional de prueba. Estamos a la espera del resultado de esa tarea”, expresó.

Podés leer: ¿Quién es Alejandro Ramos? Padre del miembro abatido de Ejército del Mariscal López

Operativo data de varios años

A su vez, el comisario Nimio Cardozo, jefe del departamento Antisecuestro de la Policía Nacional, mencionó que estos trabajos se enmarcan dentro del operativo denominado “Lágrimas del Sol”, que se formó en persecución al grupo terrorista Ejército de Mariscal López (EML) y a su líder, Alejandro Ramos. “Este operativo lleva bastante tiempo y ahora los resultados están a la vista.

Asimismo, el capitán de navío Óscar Chamorro, comandante de la FTC, agregó que todo el trabajo se ha ejecutado de forma interagencial, judicializado y supervisado por el Ministerio Público, que otorgó las posibilidades para conocer sobre la presencia de terroristas en algunas zonas.

“Por análisis específicos se colocó a la FTC diversos tipos de acciones; una de observación y otra de patrullaje activo. El grupo de observación dio aviso sobre la presencia de dos personas con las características señaladas. Es un lugar que tiene una superficie boscosa y densa, también hay varias casas y está poblada hasta cierto punto. Obviamente, hay un desafío importante en el sigilo del grupo operando en el lugar”, afirmó.

Chamorro agregó que durante la noche se avistó a dos personas que estaban armadas. “Intentamos acercarnos lo más que pudimos para la identificación. Ahí se percataron de nuestra presencia. Nos identificamos y respondieron con disparos, por lo que tuvimos que responder dentro del principio de la legítima defensa. Todo transcurre rápido”, acotó el uniformado.

Te puede interesar: Otros miembros del grupo criminal podrían estar en la zona de enfrentamiento

Acto seguido, los militares procedieron a asegurar el punto donde estaban los ya abatidos y a la medición de los signos vitales, donde se constató que fallecieron. “Uno estaba de civil; otro estaba camuflado. Ahí es donde se perciben más disparos de direcciones diferentes sin poder precisar demasiado debido a la complejidad del escenario. Se aseguró el perímetro en el área subyacente y boscosa. Una vez que ya no había riesgos, se comunicó al Ministerio Público para el procedimiento de rigor”, indicó.

Por último, Chamorro reveló que ya se tuvieron encuentros con este grupo terrorista en otras ocasiones, pero remarcó que nunca lograron el éxito obtenido hasta ahora. “Esta es la primera vez que podemos decir que tenemos resultados concretos después de un enfrentamiento”, culminó.

Antecedentes

El hecho ocurrió cerca de la estancia Tahýi, en Belén Cué, de la ciudad de Horqueta, a las 19:00 horas aproximadamente del domingo y se produjo un enfrentamiento entre el grupo criminal Ejército del Mariscal López (EML), desprendimiento del EPP, y los agentes de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), que forman parte del Comando de Operaciones de Defensa Interna (Codi).

Durante la confrontación fueron abatidas dos personas identificadas una de ellas supuestamente como Alejandro Antonio Ramos Ramírez(22), hijo de Alejandro Ramos, líder del grupo que había secuestrado al ganadero Félix Urbieta en 2016; y el otro seria Alcides Mereles Carvallo (29), supuesto miembro del ala logística del EML. Sin embargo, ambos nombres deben ser confirmados.

Nota relacionada: FTC abatió al hijo de Alejandro Ramos, líder del Ejército de Mariscal López

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar