La aglomeración, sumada a la música fuerte y el alcohol, son una constante en varios puntos del país, generando conflictos entre vecinos en plena pandemia de COVID-19. En esta oportunidad, los inadaptados sociales se encontraban reunidos a altas horas de la noche del domingo, lo que hizo que un grupo de vecinos decidiera llamar a la Policía Nacional para que interviniera.

Según los agentes policiales, llegaron hasta un inquilinato situado en el barrio Santa Lucía de Lambaré, donde un vecino junto a otros amigos se encontraban reunidos con la música a alto volumen y posiblemente ingiriendo bebidas alcohólicas.

“En el lugar había música alta y sujetos tomando bebidas, a quienes les solicitamos que bajen la música, el dueño accedió”, apuntó el agente Víctor Ovelar, pero uno de los vecinos salió para agredir a los policías intervinientes.

Lea también: Proponen inmunizar en sus casas a adultos mayores que no acudieron a vacunatorios

“Del inquilinato salió otro sujeto, que no tenía nada que ver con la farra que estaban haciendo y sin mediar palabras atacó a los intervinientes, provocándoles lesiones”, aseguró Ovelar.

Ante esta situación, los agentes del orden decidieron detener al hombre, pero este recibió ayuda de otros vecinos que también agredieron a los policías. “Durante la detención, llamó a otros vecinos y acudieron para tratar de liberarle con el uso de la fuerza, agrediendo nuevamente a los intervinientes”, relató.

Ovelar manifestó que tuvieron que requerir la presencia de más refuerzos para devolver el orden público en el barrio y la situación finalmente fue resuelta con la detención de Víctor Fernando Colmán, de 22 años, quien fue reconocido por uno de los policías como el autor de la agresión. Actualmente, el caso está a cargo del Ministerio Público.

Lea también: Detectan cinco contagios de COVID-19 en hogar de ancianos de Encarnación

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar