El Instituto Nacional del Cáncer (Incan), hospital de referencia, único en el país especializado en atención y tratamiento a pacientes oncológicos, sufrió un recorte de G. 87.904.813.695 en su presupuesto en comparación al ejercicio fiscal del 2020, cuando contó con un recurso de G. 354.742.128.125.

Con el recorte de gastos, se disminuiría la compra de insumos, reactivos y fármacos específicos para los pacientes con cáncer, así como tampoco se podrá contratar personal administrativo ni médico. El reajuste también dejará sin efecto las mejoras edilicias que se precisen.

Leé más: Giuzzio dice que policías que cometan hechos punibles serán dados de baja

“Básicamente, se recortó el presupuesto para mejoras edilicias; por ejemplo, nos quitan la posibilidad de hacer ampliaciones del hospital, lo que es algo gravísimo porque el hospital tiene ya más de 130 años, por lo que siempre tenemos problemas con el techo por las goteras y todo lo que es objeto de gastos para mejoras edilicias; mantenimientos y ampliaciones se recortaron por completo”, lamentó el Dr. Gustavo Campos, jefe del Departamento de Endoscopía del Incan, en comunicación con La Nación.

También fueron recortadas las contrataciones de personal, así como la compra de insumos, reactivos y drogas específicas. Ante la situación, los profesionales de blanco del Incan denuncian este acto al que consideran como un retroceso para el sistema de salud y un golpe bajo en plena pandemia, en la que las necesidades son mayores en cuanto a salud se refiere.

“En total se recortaron G. 87.904.813.695 del presupuesto 2021 en un comparativo del ejercicio fiscal 2020. Esto es inconcebible, no se entiende que se haga esto al único hospital oncológico que tenemos en todo el país. No sabemos de dónde viene el recorte porque eso se debió haber recortado en Hacienda o en el Legislativo, pero ellos aprobaron esta ley y ayer salió el decreto reglamentario, y ya es oficial y ya está vigente ese presupuesto”, señaló.

Leé también: Gobernación de Central abre convocatoria a becas para estudiantes universitarios

Agregó que los profesionales de la salud del instituto están pidiendo audiencia con el ministro de Hacienda, así como con Raúl Latorre, presidente de la Comisión Permanente del Congreso Nacional, a fin de rever la situación o reprogramar el presupuesto mediante una adenda.

El Incan, a fin de ampliar su servicio de atención a pacientes con cáncer de todo el país, desde el 2017 viene aumentando año tras año su presupuesto de gastos para dar soluciones a las necesidades de la población. Sin embargo, en este segundo año de pandemia se presenta un retroceso con el recorte de casi G. 100.000 millones para el crecimiento y fortalecimiento de esta unidad hospitalaria de referencia.

“Va a impactar negativamente en la atención y tratamiento oncológico si muchas cosas no se van a poder comprar y muchas cosas tampoco se podrán hacer, por eso es una pena y una incoherencia cuando se habla de que las autoridades están muy preocupadas por la salud de la población y al final, a la hora de la verdad, se recortan presupuestos”, indicó.

Podés leer: Hospital de San Lorenzo activa la estrategia Kunu’ũ, con controles prenatales

Lamentó también que en otras instituciones dependientes del Estado se malgasta dinero en la contratación de personal, así como en la compra de termos de altos costos porque les sobró el presupuesto destinado para el pueblo. Sin embargo, en el lugar donde existe mayor necesidad, como el caso de este centro asistencial, se reajusta lo poco que se tiene.

Recurrirán a polladas

Entre los recortes se habla de que no se podrá contratar recursos humanos y hasta el momento no salió el contrato para el personal técnico que opere la máquina de resonancia magnética nuclear, donada por el gobierno de Japón. Necesidades como esta en específica surgen muy a menudo en el lugar.

“Año tras año, la necesidad es exponencial porque aumenta la cantidad de personas que concurren al hospital especializado en atender a pacientes con cáncer, por lo que si la necesidad es mayor, se debe aumentar el recurso destinado a ese servicio, sino será ineficiente”, reiteró.

Lamentó que actualmente el Incan no está contando con varias drogas para sus pacientes, e incluso recurren a actividades benéficas como las polladas, para la compra de sus medicamentos o a veces mueren a la espera del mismo, ya que el cáncer es una enfermedad que no puede esperar los desembolsos que se hacen siempre de manera tardía con los recursos de amparo que consiguen los familiares para obtener el fármaco.

Podés leer también: Relajo tras apertura de fases tuvo consecuencias y piden que no pase lo mismo con las vacunas

“Hasta hoy hay un montón de medicamentos que no están en el listado básico y se les está proveyendo mediante un recursos de amparo, se lograron meter algunos medicamentos más al listado básico y al recortarse el presupuesto, eso significa directamente que ahora ya no se les va a proveer y que van a tener que seguir haciendo polladas y recurriendo a la caridad para conseguir medicamentos”, lamentó.

Dejanos tu comentario

11H

El país registró ayer apenas 1 fallecido por COVID-19. ¿Cómo se puede mantener el descenso de muertes y nuevos casos?

Click para votar