Instan a utilizar espacios al aire libre, mascarilla, mantener la distancia física y evitar aglomeraciones, ya que son claves para disminuir las probabilidades de expansión del COVID-19.

Llegan las fiestas de fin de año y las celebraciones de Nochebuena, Navidad, despedida del año viejo y el Año Nuevo serán muy distintas a la de los últimos tiempos. Esto, teniendo en cuenta las restricciones y la aplicación de medidas que actualmente debemos mantener durante esta pandemia.

Desde la Dirección de Vigilancia de la Salud, con el objetivo de reducir las probabilidades de contagio, lanzaron unas recomendación para pasar estas fiestas. Instan a que sea preferentemente con el núcleo familiar y limitar el número de personas a un máximo de 12, teniendo en cuenta que las reuniones en los domicilios constituyen un foco importante de contagio.

Sostienen que si bien no existe riesgo nulo, podemos disminuirlo gestionando correctamente el tiempo, espacio, el número de personas y el tipo de actividades, ya que cuanto mayor sea el tiempo y la cantidad de personas que se hallen en un mismo lugar, mayor será el riesgo de contagios.

Foto: Gentileza.

Es importante utilizar mascarilla al salir a la calle y al compartir espacios con otros, conservar la distancia física en todo momento, mantener los ambientes ventilados y cuidar la higiene de las manos.

Sin síntomas

La recomendación es reunirse solo si estamos sin síntomas. Si aparecen síntomas (fiebre, dolor de garganta u otro síntoma), no visitar a nadie ni asistir a ninguna reunión bajo estas condiciones. Recuerdan que los más vulnerables (adultos mayores y personas con comorbilidades) pueden verse afectados gravemente. Señalan que es mejor avisar el motivo de la ausencia y quedarse a reposar en casa, previa consulta médica.

Explicaron que tampoco es recomendable reunirse en estas fiestas si en los últimos 10 días se tuvo contacto con un caso positivo.

Saludo sin contacto físico

Otro punto a considerar es el saludar sin contacto físico y es necesario mantener este hábito con las personas que no viven contigo. Indican que antes de ingresar al domicilio o al lugar de la reunión, es importante asegurarse de lavarse correctamente las manos con agua y jabón.

Leer más: Reportan la mayor cantidad de contagios de COVID-19 en un solo día: 1.268

Al aire libre

Para disminuir riesgos, recomiendan realizar las reuniones al aire libre; en caso de lluvia, optar por ambientes ventilados (con puertas y ventanas abiertas), aun con el acondicionador de aire encendido. Igualmente, instan a mantener en todo momento la distancia física de 2 metros y el uso de mascarilla.

Mencionar que podremos sacarnos la mascarilla solo al momento de comer y si se halla al aire libre, conservando la distancia física recomendada. Mientras se come, deberá guardar la mascarilla en una bolsa o sobre papel en su regazo mientras come. Al terminar de comer, ponerse de vuelta la mascarilla. En tanto que si la reunión se realiza estrictamente con el núcleo familiar, no precisan de estas restricciones.

Leer también: Salud retrocede en las restricciones de desplazamiento, pero aboga por no viajar

Disposición de la mesa

Al momento de preparar la mesa, recomiendan que una sola persona debe encargarse de poner la mesa, previo lavado de manos. Con relación a las sillas, estas deben estar correctamente separadas respetando la distancia recomendada, ubicadas de forma intercalada, para que al sentarse los comensales no se encuentren muy próximos, frente a frente. Si son miembros del mismo núcleo familiar, no precisan el distanciamiento.

Foto: Gentileza.

Servir la cena

Instan a evitar colocar las bandejas de comida en la misma mesa donde se sentarán los comensales. Indican que los platos deben servirse individualmente. Una sola persona deberá encargarse de distribuir los alimentos para evitar compartir cubiertos. Recuerdan que los comensales no deben compartir vasos, cubiertos, ni comer de un mismo plato o bandeja.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar