Luego de que se diera a conocer que el Instituto de Previsión Social (IPS) hizo un llamado a licitación para que sectores privados puedan realizar los estudios más costosos para asegurados. La Asociación Médica del IPS emitió un comunicado rechazando la nueva licitación para la tercerización, y piden suspender el proceso administrativo.

“La nueva tercerización de estudios de resonancias es por más de 10.000 millones de guaraníes. Es parte del plan de muchas tercerizaciones que se lograron consolidar, porque eso va a significar también que se realicen los procedimientos a los pacientes internados del IPS de todo el país”, explicó en canal Trece el doctor Ediberto Rivarola, presidente de la Asociación Médica del IPS.

En otro momento, resaltó que el viejo hospital central sigue siendo el lugar de acopio de todos los enfermos graves y no graves, y hasta enfermedades sencillas de Encarnación, Ciudad del Este y las principales cabeceras del país. “Donde se inauguraron grandes obras por más de 60.000 millones de guaraníes”, sentenció.

Lamentó que para estas decisiones que son tan importantes para el hospital siempre se deje de lado la opinión de los profesionales de blanco, quienes están trabajando más cerca con los pacientes. “Para eliminar la corrupción del IPS se debe extirpar el principal tumor maligno que es el consejo administrativo”, concluyó.

Te puede interesar: Reportan la mayor cantidad de contagios de COVID-19 en un solo día: 1.268

“Mientras colapsa todo”

Hay que destacar que en el comunicado exigen que se suspenda el proceso administrativo para evitar cualquier tipo de derroche de recursos innecesariamente. Así también, repudian la complicidad del sector empresarial beneficiado con la licitación.

“Una vez más, los procesos administrativos en gestión de servicios médicos dejan de lado a los profesionales que conocen a cabalidad ese menester y se tejen en los niveles gerenciales y financieros, siempre apoyados con la delicada ingeniería jurídica, para presentarlo al Consejo de Administración como la gran solución y salvación al calvario diario de miles de usuarios. Claro, con el infaltable guiño de la Contraloría (Síndico) y la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP)”, dicta parte del comunicado de la AMIPS.

Resalta que mientras se hace esta licitación millonaria, colapsan las unidades de cuidados críticos, reanimación, urgencias, salas de medicina interna, traumatología, cirugía. “Ginecobstetricia es un verdadero hospital de guerra. Los pasillos repletos de familiares hacinados, muchas veces haciendo el papel de proveedores y hasta de camilleros de sus propios enfermos”, ratifican.

Leé también: Salud retrocede en las restricciones de desplazamiento, pero aboga por no viajar

Dejanos tu comentario

21H

El país registró ayer apenas 1 fallecido por COVID-19. ¿Cómo se puede mantener el descenso de muertes y nuevos casos?

Click para votar