Ante el excesivo relajamiento de la ciudadanía con respecto a las medidas sanitarias para evitar la propagación del COVID-19, el Ministerio de Salud impondría ciertas restricciones de actividades para las fiesta de fin de año. Preocupa bastante el repunte de cifras del COVID-19, luego de semanas de relativo control de los números.

Así explicó este lunes el viceministro de Salud Integral del Ministerio de Salud Pública, el Dr. Julio Borba, en conversación con la 800 AM. El alto funcionario mencionó que la presente “semana epidemiológica” se tendrá como parámetro para ver qué medidas se tomarán desde el interior de la cartera para intentar ralentizar nuevamente el contagio que volvió a acelerarse en las últimas dos semanas.

Podés leer: Aumenta ingreso de jóvenes por COVID-19 a terapia intensiva del Ineram

“Vamos a evaluar esta semana considerando que es una preocupación lo que se podría generar en las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Hay peligro de nuevos brotes de la enfermedad. Debemos mirar a los países vecinos. En Argentina nunca disminuyeron los casos positivos y en Brasil últimamente se da una suerte de rebrote de la enfermedad”, expuso.

A criterio del galeno, esto se da claramente por el relajamiento de las medidas y mencionó que es justamente eso lo que se quiere evitar en nuestro país. “Las fiestas de fin de año son una etapa especial para nosotros donde la gente busca juntarse o cenar juntos al menos, o visitar familiares. Creo que algún tipo de medidas debemos tomar pero todo dependerá de cómo se comportan en esta semana epidemiológica y a partir de allí, miraremos los números para tomar las medidas correspondientes”, refirió.

Podés leer: Caacupé prohíbe “farras y desmadres” en sus balnearios

Relajamiento condice con aumento de casos

Por otra parte, el médico se refirió a lo suscitado en el balneario “La Garza” de Caacupé, donde se observó aglomeración, descontrol y farra. En ese sentido, mencionó que existe un excesivo relajamiento en varios lugares que –lastimosamente– condice con el aumento de casos positivos que se está registrando. “Luego de 8 semanas que veníamos sosteniendo relativamente las cifras e incluso con cierta disminución, tuvimos otra vez un repunte en las últimas dos semanas”, comentó.

El Dr. Borba volvió a insistir en no bajar la guardia en esta situación, teniendo en cuenta que la cuarentena sigue y las medidas como uso de tapabocas, distanciamiento social, no “cambian bajo ningún punto de vista”. “Es preocupante el relajamiento que se da. Justamente estuve hablando con el Dr. Jara, director de la Región Sanitaria de Cordillera, quien me contó que los números del COVID-19 están aumentando de forma importante el Hospital Regional de Caacupé”, dijo.

Podés leer: Hospital Regional de Caacupé al tope: “No puedo más recibir pacientes”

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar