Se habla de que el informe de arbovirosis arroja un aumento en las notificaciones de dengue en las últimas dos semanas e instan a la eliminación de criaderos.

Refieren que dicho aumento es evidente en Asunción y el departamento Central, principalmente en los distritos de San Lorenzo y Lambaré. En ese sentido, desde la Sociedad Paraguaya de Infectología (SPI) mencionaron que el ministerio agregó que se han reportado un total de 348 notificaciones de dengue en Paraguay durante las últimas tres semanas con un promedio de 116 casos por semana. Se estima que DEN-4 persistirá como el serotipo predominante.

Así también, citan simples acciones que se pueden realizar para eliminar criaderos. La idea es repetirlas semanalmente y cada vez que llueva, entre ellas, dar vuelta y cambiar todos los objetos que acumulan agua en la casa. Es importante vaciarlos, lavarlos bien y dejarlos secos, siempre dados vuelta o bajo techo. Cambiar el agua de bebederos de animales: es importante vaciarlos, lavarlos y volverlos a llenar día por medio. Evitar tener floreros con agua en la casa.

Tapar los tanques de agua, en el caso de tener en la casa un tanque o cisterna que acumule agua en el exterior, taparlo completamente. Y si no se puede taparlo, ponerle un mosquitero.

Tirar todo lo que no se use, en los espacios al aire libre siempre acumulamos cosas que quizás no necesitamos. Esas cosas son ideales para que el mosquito ponga sus huevos.

Cortar el pasto, ya que todos los lugares que conserven agua pueden ser un criadero del mosquito. Por eso, si se tiene un lugar al aire libre con pasto, mantenerlo corto, dejar la superficie limpia y revisar que no tenga plantas con agua acumulada en las hojas.

Liberar las canaletas, si se tiene una canaleta al aire libre, liberarla de hojas y tierra para que circule el agua. Después, cepillar los bordes y revisar que tenga bien la inclinación para drenar.

Leer más: Aumentan notificaciones por dengue: “Con lluvias no se descarta que los casos se disparen”

Ovitrampas instaladas

Desde el Senepa manifestaron que un método de control de vectores utilizado es la utilización de “ovitrampas”, que consiste en la colocación de un recipiente con perforaciones laterales, oscuros y cargados de agua. Estas forman parte de varias herramientas implementadas para la recolección de información para su posterior análisis. Son, además, una forma sencilla y económica que permite detectar la presencia del aedes aegypti y aedes albopictus en un lugar determinado, según comentó la Lic. Berta Paredes, jefa de Sección Vigilancia Entomológica.

Un recipiente de 500 ml, oscuro, con perforaciones a los costados y cargado con agua, facilita el depósito de huevos por parte del mosquito. Dentro de este recipiente se inserta una paleta de manera vertical, en la cual se impregnarán dichos huevos. Durante 5 o 7 días, estas trampas son mantenidas en los lugares oscuros o sombreados.

Las ovitrampas están en funcionamiento en el barrio Zeballos Cué, Obrero y Tacumbú de Asunción, además en Laurelty, de la ciudad de Luque, mientras que en Alto Paraguay ya fueron retiradas. Foto: Gentileza.

Dentro del recipiente, la paleta de madera de una superficie rugosa facilitará la adherencia de los huevos del mosquito. Los orificios laterales mantienen el límite máximo de inmersión de la paleta en el agua, en caso de lluvias.

Actualmente, las ovitrampas están en funcionamiento en el barrio Zeballos Cué, Obrero y Tacumbú de Asunción, además en Laurelty, de la ciudad de Luque, mientras que en Alto Paraguay ya fueron retiradas.

La vigilancia entomológica de los vectores de las arbovirosis facilita el análisis, la toma de decisiones, la gestión, el seguimiento y la evaluación para la prevención del dengue, zika y chikungunya, utilizando herramientas de información que se generan con base en la evidencia operativa de diagnóstico y/o investigación.

Leer también: Mazzoleni señala “tendencia definitiva al descenso” de casos de COVID-19

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar