Luego de que el Ministerio Público detectó nueve facturas falsas de Eurofarma que habría utilizado la empresa Insumos Médicos SA (Imedic) para importar medicamentos de India y China, hoy Aduanas impuso a Imedic una multa millonaria por contrabando.

“Aduana condena por contrabando a Imedic y le impone multa por algo más de G. 5.000 millones. La responsabilidad se extiende a los representantes legales Patricia Ferreira y Nidia Godoy, al despachante Néstor Ramírez y al agente de transporte Jorge Apodaca”, explicaron en un comunicado.

Cabe destacar que el Tribunal de Apelación este octubre rechazó las chicanas planteadas por las imputadas Patricia Ferreira y Nidia Godoy, presidenta y directora de la firma Imedic SA, respectivamente, quienes enfrentan un proceso penal por falsificar facturas de la empresa Eurofarma que posibilitaron el ingreso de medicamentos a nuestro país.

Leé también: Villa Florida: buscan frenar pesca ilegal en el río Tebicuary

En ese entonces, el expediente judicial pasó nuevamente al juzgado de la magistrada Lici Sánchez, quien en su momento había ordenado el arresto domiciliario de ambas mujeres, pero la Cámara de Apelaciones anuló dicho fallo y dispuso que se realice una nueva audiencia de imposición de medidas cautelares.

Imputación

El juez Hum­berto Otazú ratificó días atrás la imputación por los delitos de contrabando, producción de documentos no auténticos y asociación criminal contra el accionista de la firma Imedic SA, Justo Rubén Ferreira, y su hija Patricia Ferreira.

La imputación se basa en la sospecha sobre la producción y uso, en asociación criminal, de facturas y guías aéreas falsas utilizadas para la importación de principios activos, medicamentos al país y su comercialización no autorizada. Los fármacos son falsificados.

Podés leer: Piden a jóvenes asumir con responsabilidad nuevo modo seguro de vivir

Despachante en prisión

El magistrado Otazú decretó la prisión preventiva en la cárcel de Tacumbú del despachante aduanero Carlos Gamarra, imputado por contrabando, producción de documentos no auténticos y asociación criminal en el caso de la compra fallida de insumos médicos para el Ministerio de Salud.

Patricia Ferreira y su padre, Justo Ferreira, están imputados por el delito de contrabando, producción de documentos no auténticos y asociación criminal. El Ministerio Público solicitó la prisión preventiva de las personas, pero llamativamente se olvidó de pedir la orden de detención, por lo que con esa mano del fiscal Osmar Legal, padre e hija siguen presentando chicanas y, a su vez, siguen en libertad.

Patricia Ferreira, presidenta de Imedic SA.FOTO:ARCHIVO

Leé más: Reinserción social con aroma a pan

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar