La extrema sequía que azota a toda la región del Cono Sur sudamericano, es mucho más severa en la región occidental de nuestro país. Darío Medina, gobernador del departamento de Boquerón, explicó los alcances de la declaración de la ley de emergencia para su departamento.

“Estamos en un momento acuciante a consecuencia de la extrema sequía que se ha desatado sobre todo en el chaco central, porque hay lugares donde desde hace más de seis meses que no ha llovido. Hemos atravesado un verano seco, un otoño seco y luego al invierno que es normalmente seco, se le suma esta época del año, en la que se tendría que estar recibiendo las primeras lluvias de la temporada estival”, explicó el gobernador chaqueño en contacto con la 650 Am.

Lea también: Impacto económico de bajante del río: “Estamos en un escenario preocupante”, alertan

Explicó que se hace acuciante la necesidad de agua para consumo humano con el agravante que ahora ya se siente la necesidad del vital líquido para consumo animal. Al respecto, Medina estima que en la región se está comenzando a vivir la situación similar que se vivió hace algunos años, cuando la falta de agua produjo una masiva muerte de animales dentro de su hábitat natural y de todo tipo de ganado.

Venta de ganado

Luego de aquella sequía, los productores han tomado la precaución de reservar forrajes o vender anticipadamente sus animales para evitar que se repita la dramática situación de años pasados, al ver que no había llovido ni en el verano ni en el otoño pasado. Algunos productores incluso han llegado a desprenderse de la mitad o más de sus animales a consecuencia de esta situación.

Mantener a los animales con estas condiciones, es muy desgastante y costoso para lo productores de la región occidental, situación que empeora si se le suman los incendios forestales. Estos hechos nos ha obligado a solicitar la declaración de emergencia ambiental por la sequía y por los incendios.

El departamento de Boquerón cuenta con un hato ganadero de alrededor de dos millones de cabezas de ganado vacuno, en una extensión territorial que corresponde al 25% del total del territorio paraguayo. La carne producida en este departamento, abastece al mercado chileno, ruso y a algunos países europeos, explicó Medina.

El COVID-19 es un problema que también afecta al departamento de Boquerón, sumando 10 fallecidos hasta la fecha y a estas preocupaciones, se le suma la llegada de la temporada de casos de dengue. “La declaración de emergencia ayudará a paliar en parte la situación desde el gobierno central”, expresó Medina.

Le puede interesar: Se prendió el turismo “volcánico” en Itá Pytã Punta

Dejanos tu comentario

9H

A su criterio, ¿los senadores deberían pedir la pérdida de investidura de Sixto Pereira?

Click para votar