Un resumen sencillo, compacto y completo de lo que ocurrió aquella mañana del domingo 1 de agosto del 2004 (y posteriores años), que presenta el youtuber argentino Damián Kuc, se ha viralizado en redes, días antes de cumplirse 16 años de la tragedia.

Dentro de su serie denominada “Historias Innecesarias”, el investigador digital, oriundo de Resistencia (Chaco), publicó el 26 de julio pasado el video de 15 minutos titulado “Ycuá Bolaños - El infierno en la tierra”, que acumula más de 354 mil reproducciones y por encima de 4 mil comentarios.

“Hoy vamos a conocer la historia de un hecho del cual se cumplen ya 16 años: el trágico incendio en el supermercado Ycuá Bolaños (Botánico) en Asunción - Paraguay. Puertas cerradas, nulo mantenimiento en una chimenea y un resultado más que evitable”, señala la descripción del video.

El centro comercial

En la apertura, Damián Kuc describe que abordará un caso que le parece muy fuerte y añade que en su momento le tocó seguir la tragedia en vivo por TV. Aclara que decidió dejar de lado el archivo audiovisual más fuerte para evitar el morbo de las imágenes.

Primeramente, Kuc afirma que se trata de una tragedia evitable y que derivó en condenas insólitas. Entonces relata el contexto del supermercado, que fue inaugurado el 7 de diciembre del 2001, como parte de una cadena de centros comerciales dirigida por Juan Pio Paiva, aunque la sucursal de Trinidad estaba a cargo de su hijo Víctor.

El Ycuá Bolaños, con dos plantas, tenía capacidad para 324 personas sentadas en el patio de comidas, para unas 1.200 personas en el área de ventas y en el estacionamiento había lugar para 165 autos. Todo esto lo describe Damián Kuc mostrando gráficos, mapas e imágenes del lugar.

Por ser el fin de semana del festejo del Día de la Amistad, además de las compras, muchas personas acudieron aquel domingo a encontrarse con amigos para almorzar en el patio de comidas.

El último ticket

Hacia las 9:00, algo anda mal con la chimenea y se genera un pequeño fuego, que invisiblemente comienza a expandirse en las placas de cielorraso. El video señala que a las 11:19 se emitió el último ticket y tres minutos después se desplomó una bola de fuego, de 600 grados, que arrasó las instalaciones consumiendo de forma violenta todo el oxígeno.

Un bombero que pasaba por el lugar ayudó a escapar a algunas personas, pero un guardia le intimidó con dos disparos al aire y cerró la verja.

A las 11:37 llegó la primera dotación de bomberos, que tuvo que romper la pared lateral de vidrio para iniciar el rescate; y los voluntarios debieron evitar tocar el pasamano metálico de la rampa porque estaba al rojo vivo.

Leé también: Alto Paraná, fatal epicentro del COVID-19 en julio con 18 muertes

Kuc sigue narrando que a las 17:30 había más de mil bomberos, con apoyo de policías y militares, así como bomberos que vinieron desde Formosa. Así, a las 21:00 se pudieron apagar las llamas.

Considerada como la peor tragedia en tiempos de paz en Paraguay y uno de los peores incendios en edificios públicos en el mundo, los datos oficiales arrojaron 249 heridos y 327 muertes, pero el narrador indica que se señalaron errores en el conteo y que las víctimas llegan a 400 personas.

Incluyendo 6 personas que figuran como desaparecidos y que se tienen dos hipótesis, o fue un error en el conteo o se convirtieron en cenizas.

A continuación hubo un colapso en el sistema de salud, en cementerios y hasta en el Registro Civil. En Tropiclub, frente al siniestrado supermercado, se llevaron algunos cuerpos para el reconocimiento de familiares, tarea que resultaba aún más fuerte por las quemaduras de los fallecidos. Países vecinos ofrecieron ayuda humanitaria y “un barrio entero de luto” fue la situación.

Una serie de negligencias

Antes de meterse en la historia judicial, el argentino da detalles de la bomba de tiempo que era el Ycuá Bolaños. Por un lado, menciona que la instalación de hidrantes de pared no estaba operativa, se descubrieron chimeneas falsas, no había rociadores automáticos y desconfía del sistema de detección de humo.

A raíz de destrozos no se pudieron comprobar ciertos hechos, pero la magnitud de la tragedia contradice la versión de los funcionarios municipales que sostuvieron que el local cumplía con las ordenanzas de seguridad.

Kuc indica también que para la capacidad del centro comercial eran insuficientes una salida de emergencia en el patio de comidas y dos en ventas, y que además las salidas no se abrían para afuera.

A su criterio, si se cumplían con requisitos estándar de seguridad a nivel regional, sea como el mantenimiento de chimeneas o que el techo tuviera un material aislante adecuado… esta tragedia nunca hubiera pasado. Dijo que hasta el FBI del gobierno estadounidense se interesó en la tragedia con el fin de descartar algún atentado terrorista.

Te puede interesar: Paraguay suma dos fallecidos por COVID-19, solo en julio reportó 32 muertes

Las injusticias de la Justicia

Seguidamente, habla de la detención de Paiva y de su hijo, así como de Daniel Areco, el guardia que disparó al aire y cerró una entrada, y de algunos funcionarios municipales. Los imputados se exponían a 25 años de prisión por homicidio doloso.

El 5 de diciembre del 2006 tuvo lugar el primer juicio en un polideportivo militar, donde el tribunal alegó que no se logró probar la participación dolosa de los imputados, y se quiso cambiar la carátula a homicidio culposo con una pena de 5 años. Aquel veredicto no fue tolerado por las víctimas y familiares, que tiraron sillas a los jueces y hubo protestas masivas en el país.

Finalmente se dictaminó nulo aquel juicio y el 31 de agosto del 2007 se inició una nueva investigación, cuyo Tribunal de Sentencia dio por finalizado el debate el 9 de enero del 2008 y el 2 de febrero se conocieron las condenas.

Por ordenar el cierra de las puertas, Víctor Paiva fue condenado a 12 años, su hijo Daniel a 10 años, y el guardia Areco a 5 años. También el accionista Humberto Casaccia y el arquitecto recibieron 2 años de cárcel. Los funcionarios municipales fueron castigados con penas entre 1 año y 6 meses, pero evitaron la cárcel con el pago de una fianza. El hijo de Paiva salió libre en marzo del 2013 y el empresario en el 2014, por buena conducta.

Damián Kuc refiere en la última parte de su video sobre el proyecto del memorial en el espacio donde ocurrió la catástrofe y recuerda el parecido con lo ocurrido cuatro meses después, en diciembre del 2004, en la discoteca de Cromañón, que dejó 194 víctimas; en el sentido de que la corrupción y la negligencia “se busca el camino más fácil, aunque eso signifique poner en riesgo la vida de cientos de personas”.

Dejanos tu comentario

12H

Aumentan los casos positivos y fallecidos a causa del COVID-19 ¿Cree que hay un relajo ciudadano?

Click para votar