El empresario Ignacio Pidal, quien reveló la sobrefacturación de insumos médicos en Salud por el COVID-19, denunció que recibió una amenaza de muerte, tanto para él como para su familia, tras contar detalles del negociado.

En comunicación con Unicanal, el comerciante manifestó que todo fue un esquema armado fuera del Ministerio de Salud y que un funcionario de nombre Raúl Silva fue quien invitó a los hermanos Ferreira a participar.

A través de una llamada telefónica, Pidal recibió una amenaza de muerte contra él y su familia, según denunció. No pudo detectar el origen de la llamada, ya que fue realizada a través de un número privado.

Mirá también: Despachos revelan sobrefacturación en Salud

“He recibido amenazas diciéndome que cierre la boca si quería mantener a salvo a mi familia. Esta entrevista casi no la hago porque mi esposa no quiere que hable más. Yo tengo temor. No tenía guardias, hoy tengo dos guardias en casa. Mi esposa y mi familia están muy temerosas. Cambió 180 grados mi vida”, dijo.

En el programa “La caja negra”, emitido en la noche de ayer martes, Pidal comentó que esta situación de temor se generó luego de contar detalles a la prensa sobre el negociado de los insumos sanitarios importados desde la China.

Contextualizó su relacionamiento con el Gobierno y recordó que fue llamado para un sondeo de precios antes de la primera licitación en el marco de la pandemia. Tuvo un primer encuentro con el ministro Julio Mazzoleni, a quien aconsejó que utilice un avión de bandera nacional para la importación de los medicamentos, ya que había recibido la información de que en China y en Estados Unidos se estaban robando los cargamentos.

Tras esta reunión, Pidal indicó que dialogó con la asesora jurídica del Ejecutivo, la abogada Mónica Seifart, para que haga vínculo con Édgar Melgarejo, en su momento presidente de la Dinac, porque esta entidad se iba a encargar de traer los insumos.

Mirá esto: Salud notifica sobre rescisión de contratos a firmas del clan Ferreira

En ese sentido, Pidal indicó que participó de una reunión en la que estaban Melgarejo, Raúl Silva y Gerardo Peyrat. Con respecto a las dos últimas personas citadas, Pidal dijo desconocer el motivo de la presencia de ambos en el lugar, ya que no formaban parte del plantel de la entidad.

“Me comprometí a conseguir los productos, cosa que conseguí, pero no tenía los documentos. Las camas las conseguí a US$ 110 y Beto Melgarejo me pidió luego que facture a US$ 200. Le llamó a Mónica Seifart a contarle lo que me pidió. Desde ese momento ya no me hablan más. Cuando no quise entrar en su jueguito, me dejaron de lado. Por suerte tengo negocios con otros países, no dependo de la venta aquí. Yo solo quería ayudar. Yo no me voy a prestar a ninguna sobrefacturación, yo no soy así. Es mi palabra contra la de ellos”, expresó textualmente.

Te puede interesar: Juez otorgó arresto domiciliario a ex titular de la Dinac

Mencionó que lo que le molestó no fue el método de compra, sino la sobrefacturación de los insumos para estafar a las arcas del Estado paraguayo. En ese sentido, aclaró que todo fue armado fuera del Ministerio de Salud, cartera que solo ya recibió la orden de “arriba” para ejecutar la compra ya organizada, según declaró.

“Tengo conocimiento de que Édgar ‘Beto’ Melgarejo, Raúl Silva y Gerardo Peyrat manejaron las compras. Imagino que Salud estaba también en conocimiento de los precios, no adquirieron a ciegas. Alguien de Salud tuvo que ayudar para hacer las compras. Yo les hice una lista toda traducida de los productos y los costos estimativos”, afirmó por otra parte.

Dejanos tu comentario

13H

Tras la apertura de fronteras muchos apuntan a la posibilidad de reabrir aeropuertos ¿cree que es conveniente?

Click para votar