De forma tranquila y exitosa por el buen desenvolvimiento de los caballos culminó el primer día de la marcha criolla en su tercera edición, competencia que se viene desarrollando en la zona del Chaco, específicamente en Loma Plata, en el predio de Asociación Rodeo Trébol.

Las destrezas de los ejemplares equinos fueron resaltadas y puestas a prueba por los propios jinetes, quienes se mostraron más que conformes con las aptitudes de la raza que, sin duda, demostró una adaptación ideal para la tierra paraguaya.

Al respecto, uno de los participantes, el Dr. veterinario Darío Sotomayor, quien hizo de jinete para competir por primera vez por la Estancia La Querencia, que se vino desde Misiones, tras la adquisición del remate anterior en 2021.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea también: Marcha criolla: la competencia está más reñida este año, resaltan

Darío Sotomayor es doctor veterinario, apasionado de los caballos, e hizo de jinete en la competencia. Foto: Carlos Juri.

Buena selección y cruzamiento

“El año pasado fue la primera vez que compramos un criollo para criar porque supimos de esta competencia, pero siempre me gustaron los caballos además de que estamos en una zona conocida por la fiesta de la tradición Misionera, y al ser nuestra primera competencia esperamos llegar los cuatro días”, expresó Sotomayor.

El doctor resaltó que el caballo recibió un buen entrenamiento en la zona de General Artigas, a diferencia del jinete, dijo entre risas, ya que es la primera vez que está participando pues más bien suele realizar trabajos de campo o como hobbie, pero reiteró que siempre le gustaron los caballos.

Mencionó que, el caballo de hecho participó el año anterior en la competencia de lazo en noviembre, y quedó en tercer lugar, por lo que espera igualmente un buen desempeño del animal este año.

Como profesional veterinario, aseveró que la raza criolla es una muy buena, rústica para el trabajo de campo, además de mejorar bastante en lo que respecta a las riendas debido a que se trata de un linaje manso, manejable y de buen andar, lo cual se logró tras una buena selección y cruzamiento de animales en la raza, resaltó.

“Este mejoramiento y desarrollo de la raza en el país se fue logrando gracias a los cruzamientos seleccionados de los mejores ejemplares, que luego se observa en estas competencias donde se demuestran las destrezas y esos linajes son los más valorados y por los que se pujan en los remates. La raza en sí demostró ser ideal para el trabajo de campo en el país”, agregó.

Aspira un tercer campeonato

Ángela Schapansky es la bicampeona de la marcha criolla, y busca un tercer primer puesto. Foto: Carlos Juri.

Puede interesarle: Mañana arranca la marcha criolla de las ganaderas Sofía y Chajha en el Chaco

A su vez, la bicampeona de la marcha, Ángela Schapansky, participa por tercera vez y se vino con tres caballos; 2 propios y uno que entrena para un cliente, pues ella tiene una escuela de equitación en la zona, y confesó que los animales pudieron entrenar poco tiempo, debido a que este 2022 su estancia Intinity Ranch estuvo participando en las distintas expos ganaderas a nivel país, que les restó tiempo para el adiestramiento de los equinos.

No obstante, aspira a alzarse nuevamente con el premio mayor, y pondrá todo de ella para seguir resaltando en la carrera de resistencia. “Esperamos poder llegar y ganar nuevamente, va a ser más difícil porque poco pudimos entrenar a los caballos, pero confiamos en la raza”, remarcó.

Otro participante que al igual que el Dr. Sotomayor está participando por primera vez de la competencia, es el jinete Eligio González, quien vino desde La Pastora, Caaguazú, por la estancia Sarovy de Loma Plata, y aseguró que el animal criollo es muy apto al trabajo y es domable.

“Vinimos a probar la carrera, por supuesto también el premio, pero la idea es conocer un poco más la competencia y ver si podemos llevarnos algo del premio”, destacó el jinete de 47 años que acompaña al caballo de nombre Hortensia.

Eligio González, jinete desde hace 30 años de La Pastora, Caaguazú. Foto: Carlos Juri.

Dejanos tu comentario