Por Eugenio Aranda

eugenio.aranda@gruponacion.com.py

Gracias a su globalización, el dólar posee una gran importancia e incidencia en las economías de casi todos los países, y Paraguay no es la excepción. El tipo de cambio de la moneda norteamericana es determinante en casi todos los sectores económicos de nuestro país.

En la fecha, la divisa estadounidense se cotizó a G. 6.711 en el mercado mayorista o bancario paraguayo, y mostró una leve disminución de -0,8% (G. 55 menos), en comparación al precio con el cual inició el mes de junio (G. 6.766), según los datos del Banco Central del Paraguay (BCP). Asimismo, frente al valor registrado en el primer día hábil del 2021, que fue de G. 6.923, presenta una reducción de -3,1% (G. 212 menos).

El economista Carlos Fernández Valdovinos, expresidente del BCP, aseguró en entrevista con La Nación que ese dólar con un precio único y estable ya terminó. Afirmó en ese sentido que de aquí en adelante se deberá aprender a convivir con las fluctuaciones (subas y bajas) del tipo de cambio.

Leé también: Campaña sojera 2020/2021 arrojó una producción de 10 millones de toneladas

El profesional también detalló la importancia del dólar en la economía paraguaya y explicó cuáles son los factores de los que depende el tipo de cambio e indicó cuáles son los sectores afectados por un dólar caro o barato, entre otros puntos.

Carlos Fernández Valdovinos. Foto: Néstor Soto.
–¿Cuál es la importancia del dólar dentro de la economía?

–En una economía pequeña y abierta como la nuestra, por lo general el precio del dólar es un precio referencial para los agentes económicos, es decir, consumidores o inversionistas. Si bien la economía paraguaya optó por tener una meta de inflación que implica preocuparse única y exclusivamente por la inflación, dejando que exista un tipo de cambio libre y fluctuante, eso no implica ignorar totalmente las fluctuaciones (suba y baja) o volatilidades de un precio referente, como es el dólar.

Estamos en una situación en la cual, a diferencia de países más avanzados, las volatilidades cambiarias tienen algún efecto sobre el nivel de confianza o expectativa de los agentes económicos y, por lo tanto, es un precio a observar por los hacedores de políticas en nuestro país.

–¿De qué depende el comportamiento del dólar?

–El comportamiento de una moneda depende tanto de factores domésticos como externos o globales, porque se trata del precio de la moneda local frente a una moneda extranjera. En términos generales, la fortaleza relativa de una moneda depende de la fortaleza de la economía que respalda básicamente esa moneda. Es decir, el guaraní depende de la fortaleza de la economía paraguaya con relación a las otras economías, y el dólar depende de la fortaleza de la economía norteamericana. Habrá momento en que la fluctuación del dólar frente al guaraní dependerá de factores domésticos, como también momento en que dependerá de factores globales.

Te puede interesar: Economista pide estudios técnicos para la suba del salario mínimo

–¿Hay algunos ejemplos de factores domésticos o externos que ya se dieron?

–Un ejemplo, cuando en el 2002 se tuvo la situación de default selectivo, la cotización del dólar llegó a ir hasta G. 8.000 la unidad. Eso reflejaba la tremenda debilidad de la economía paraguaya en ese momento, ya que los fundamentos macroeconómicos del país estaban muy débiles. En esa época, el dólar no se fortaleció frente a otras monedas, solo frente al guaraní, porque el guaraní es una moneda emitida por Paraguay, y en ese momento la economía paraguaya estaba muy débil.

Otro caso. En el año 2015 caen los precios de los commodities, y a través de eso se debilitan varias monedas, no solo el guaraní, sino también el peso chileno, el peso colombiano, el real brasileño y todas las monedas de la región. Entonces, hay que analizar y entender por qué está fluctuando el precio del dólar con relación al guaraní; puede ser por causas locales, regionales o globales.

–¿Qué pasa si la economía paraguaya y la norteamericana están fortalecidas? ¿Tendrá más incidencia la que mejor está?

–Sí, porque siempre una economía tendrá muchos factores trabajando al mismo tiempo. Habrá factores que serán más importantes en un momento y otros que lo serán en otro momento.

Volviendo al ejemplo del 2002, la economía norteamericana estaba en ese momento en una situación normal y no tenía por qué fortalecerse el dólar americano en Paraguay. Pero en ese año, la debilidad de la economía paraguaya era tremenda. Entonces, allí el factor doméstico fue mucho más importante.

En el 2015, por ejemplo, el factor más importante fue la cuestión global relacionada a la caída de los precios de los commodities, que significó menor ingreso a nivel local (por las exportaciones de commodities).

Leé también: Proponen la creación de un registro nacional de garantías mobiliarias

El economista Carlos Fernández Valdovinos aseguró que ese dólar con un precio único y estable ya terminó. Foto: Néstor Soto.
–¿Pueden las expectativas económicas influir en la cotización del dólar?

–Sí, las expectativas también pueden influir en el precio. Por ejemplo, si hay expectativas de que China se fortalecerá y demandará (comprará) más commodities, los precios internacionales tienden a subir y, por tanto, habrá más dólares en Paraguay (generados con la exportaciones de los commodities). Eso finalmente incide en la oferta y demanda de dólares a nivel interno.

–¿A qué sectores y cómo afecta un dólar caro o un dólar barato?

–Cuando el dólar fluctúa en el corto plazo y se vuelve caro, creo que el efecto más relevante, dado que no se puede reaccionar y exportar muy rápido (para beneficiar al país con mayor ingreso de divisas), se da sobre los precios de la canasta básica familiar (inflación), que se encarecen, principalmente los bienes importados, que son comprados del exterior y pagados en dólares. Si el dólar se encarece, el más perjudicado es el consumidor, que paga más caro por el producto.

Un dólar barato, por su parte, si bien ayuda para bajar la inflación, puede afectar la competitividad en el largo plazo. Es decir, por causa del dólar barato nos inundarán productos de contrabando y la industria paraguaya se puede ver perjudicada.

–¿Cuál es su proyección sobre la cotización del dólar? ¿Las fluctuaciones en el tipo de cambio son momentáneas o es una tendencia que permanecerá?

–En primer lugar, tenemos que aprender a convivir con las fluctuaciones (subas y bajas) del tipo de cambio del dólar. Tenemos que aprender que ya pasó ese tiempo en el que el dólar tenía un precio único y estable, y que esa política de tipo de cambio fijo es nociva finalmente para cualquier economía, principalmente de países emergentes como el nuestro.

Te puede interesar: Preocupación por sequía en EEUU revierte tendencia bajista de los precios agrícolas

En segundo lugar, la cuestión del tipo de cambio alto o bajo hay que diferenciar entre un tipo de cambio nominal y real. Lo importante para la economía no es el tipo de cambio nominal, es decir, el valor del dólar que vemos en la calle, sino el tipo de cambio real, es decir, el que toma no solo cuánto vale el dólar en la calle, sino también el costo en guaraníes de las cosas (la inflación). Los beneficios o perjuicios se dan cuando hay fluctuaciones del tipo de cambio real, no cuando hay fluctuaciones del tipo de cambio nominal.

En tercer lugar, el tipo de cambio real está dado por cuestiones reales, por fundamentos, y no simplemente por cuestiones nominales. Es decir, representa la competitividad de la economía de un país, en la que se incluyen el grado de educación que tiene la fuerza laboral, la cantidad de capital de un país, la productividad, la tecnología. Esas son las cuestiones que hacen competitiva o no a una economía en el mediano plazo. No existe una economía que se haya desarrollado manipulando el tipo de cambio.

Dejanos tu comentario

15H

¿Qué acción debe ser emprendida ante la suba de casos de COVID-19?

Click para votar