Un tribunal de sentencia, integrado por los jueces María Luz Martínez Vázquez, Darío Javier Báez y Celia Salinas, condenó a 15 años de cárcel más 5 años de medidas de seguridad totalizando 20 años de cárcel a un hombre, luego de ser encontrado culpable por abuso sexual, cuya víctima es su propia sobrina que actualmente cuenta con 11 años de edad.

El fiscal del caso fue Rogelio Ortuzar quien logró demostrar la responsabilidad del acusado en el grave hecho registrado y que generó el repudio de la ciudadanía.

Según la investigación, el ahora condenado abusó sexualmente, en varias ocasiones de la niña desde que ésta tenía cinco años de edad aproximadamente, con el agravante de que el hoy condenado es portador de VIH, hepatitis, virus del papiloma humano (VPH).

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Te puede interesar: Abuso sexual en niños: “No cometí ningún delito”, sostiene Benegas

El acto cometido por el condenado se registró en el interior de su domicilio y en el de la abuela materna, teniendo en cuenta que el autor del hecho es tío materno de la niña.

Una vez que se descubrió el caso se presentó la denuncia en sede fiscal quien actuó presentando la imputación contra la persona. Luego se presentó la acusación con base a varias pruebas que se realizaron durante la etapa investigativa del presente caso.

El colegiado sostuvo que se pudo demostrar la responsabilidad del acusado en el grave hecho ocurrido. Del mismo modo se aplicó la pena de medidas de seguridad porque el condenado es un peligro para la sociedad, por ende recibió cinco años de medidas de seguridad.

En caso de que la defensa del condenado decida apelar el presente fallo judicial, será un tribunal de apelación quien deberá definir si confirma la sentencia condenatoria dictada en primera instancia.

Podes leer: A diario se realizan 10 denuncias de abuso sexual de niños, en promedio

Dejanos tu comentario