La máxima instancia judicial, en su sesión plenaria de la fecha, dispuso que los rubros de los cargos vacantes de funcionarios judiciales y magistrados sean devueltos al Ministerio de Hacienda, durante los meses de abril a septiembre del 2020, en el marco de la emergencia sanitaria Nacional.

La Corte Suprema de Justicia también decidió en ese mismo orden, que once mil ciento noventa y tres millones ciento veinticinco mil quinientos setenta y seis guaraníes (G 11.193.125.576‬‬) sean devueltos al Poder Ejecutivo para que sean destinados íntegramente a la cobertura de gastos de la crisis sanitaria.

De dicha cifra, nueve mil setecientos ochenta y dos millones doscientos dos mil setecientos sesenta y dos guaraníes (G 9.782.202.762) corresponden a los rubros asignados para cargos vacantes en todo el país, que incluyen cargos de magistrados judiciales. A dicha cifra se suma la cantidad de mil cuatrocientos diez millones novecientos veintidós mil ochocientos catorce guaraníes (G 1.410.922.814), provenientes de los descuentos a funcionarios que se habían realizado por los días holgados, ya procesados en pago de salarios del mes marzo.

En una nota remitida por el Presidente de la Corte Suprema de Justicia al Ministro de Hacienda, indica que el pleno decide reasignar los recursos que faciliten el financiamiento del proyecto de ley de emergencia, a más de la aplicación de medidas de racionalización de gastos, como catering, transporte, pasajes y viáticos, subsidio familiar, entre otros, aplicará otros procedimientos administrativos a dicho efecto.

En tal sentido, informó a partir del mes de abril del corriente año, suspenderá toda nueva designación de funcionarios que generen gastos rígidos al Estado, como la ocupación de los cargos vacantes en el Anexo de Personal 2020 de la Institución, hasta el mes de setiembre, incluyendo los cargos de Magistrados y funcionarios de apoyo jurisdiccional, registral y administrativo, independientemente a las etapas actuales en que se encuentren los concursos correspondientes.

“La Corte Suprema reconoce la necesidad e importancia de las designaciones de los Jueces y Miembros del Tribunal de Apelaciones en todas las Circunscripciones Judiciales de la República, que busca principalmente la disminución de la mora judicial y que los ciudadanos no pierdan tiempo concurriendo a sedes judiciales distantes para resolver los conflictos que pudieran suscitarse; así también aligerar la carga de trabajo de los Magistrados actuales; sin embargo se debe tener en cuenta la emergencia sanitaria a nivel mundial que crea esta pandemia y las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional para generar recursos financieros y presupuestarios para atender las necesidades del Ministerio de Salud” reza parte de la nota.

Con estas medidas, hasta el mes de septiembre se suspenderán las designaciones de 4 Miembros de Tribunal de Apelación, 21 Jueces de Primera Instancia, 3 Jueces de Paz y 246 funcionarios de apoyo jurisdiccional, registral y administrativo, totalizando 246 funcionarios.