¿Qué es una molécula orgánica? Una que normalmente se encuentra en los seres vivos, y los científicos están entusiasmados debido a esta recientemente hallada en nuestra galaxia.

Un equipo de astrónomos la encontró en una nube de gas, cerca del centro de la Vía Láctea, la “propargilamina” como se llama, “tiene la peculiaridad de contar con doble enlace carbono-nitrógeno, lo que le da una alta reactividad. Con este doble enlace, se convierte en un componente fundamental de las cadenas químicas que conducen desde las moléculas más simples y abundantes en el espacio que contienen carbono y nitrógeno, por ejemplo, formaldehído (H2CO) y amoníaco (NH3), respectivamente, a los aminoácidos más complejos: los bloques de construcción fundamentales de la biología terrestre”, explicó Luca Bizzocchi, astroquímico del Instituto Max Planck de Física Extraterrestre en Munich, Alemania, y autor principal de esta investigación.

Lea más: ¿Qué son los mapas estelares?

Es por ello que este hallazgo representa un gran hito, ya que, como explican los científicos, la propargilamina es un compuesto químico inestable y muy difícil de aislar en condiciones normales de la atmósfera de la Tierra. Sin embargo, esa es su cualidad resaltante: puede prosperar a temperaturas típicas del espacio interestelar y bajas densidades.

Para poder estudiarla desde aquí, desde la Tierra, el equipo del Instituto Max Planck unió fuerzas con el Instituto Nacional Italiano de Astrofísica y publicó los resultados de este estudio preliminar desde la Universidad de Cornell, Estados Unidos.

Vía Láctea. Foto: Archivo.

En búsqueda de vida en el espacio

Cada molécula absorbe y emite radiación a ciertas longitudes de onda, creando un patrón que la describe de manera única, como las huellas digitales humanas. Con el objetivo de revelar la presencia de propargilimina en el espacio, se realizó un análisis espectroscópico en los laboratorios Max Planck para reconstruir el "identikit" de la molécula.

“Cuando una molécula gira en el medio interestelar, emite fotones a frecuencias muy precisas. Esta información, cuando se combina con datos de radiotelescopios, nos permite saber si una molécula está presente en las nubes moleculares, los sitios de formación de estrellas y planetas “, detalla Bizzocchi.

¿Estamos más cerca de hallar un planeta habitable?

Lea más: SEN advierte sobre el riesgo de incendios forestales ante sequía

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar