Luego de recorrer por todo el mundo llevando su música, dueño de un carisma inigualable, un 15 de setiembre como hoy, pero de 1974, 46 años atrás, se apagaba la voz de Luis Alberto del Paraná, quien fue considerado como el embajador de la música paraguaya y soldado del arte paraguayo, que lo llevó a estar delante de reyes, presidentes y personalidades de gran poder.

Su nombre real, Luis Osmer Meza, nació el 21 de junio de 1976, en la ciudad de Altos, departamento de Cordillera. Hijo de Jacinta Meza y José Domingo Encina González, fue el cuarto de ocho hermanos, entre ellos una sola mujer. Su madre era costurera y falleció a los 67 años, el 15 de agosto de 1956, cuando él se encontraba de gira por Europa. Y su padre era maestro rural, que también tocaba la guitarra y cantaba, murió en Piripucú, departamento de Concepción.

Es noticia: Mazzoleni presenta protocolo para apertura parcial de frontera con Brasil

Fue un músico, compositor, cantante e intérprete. Realizó sus estudios primarios en Ypacaraí y a su corta edad, con 16 años, en 1942 se inició en el mundo de la música a través de un certamen musical, acompañado de otros dos artistas nacionales.

Luis Alberto del Paraná realizó una gira por varios países de América Central, pero fue en México donde adoptó su nombre artístico. Y tras volver de sus presentaciones por la región formó el Trío Los Paraguayos, con Digno García y Agustín Barboza, a instancias del poeta y político Epifanio Méndez Fleitas.

“Misión Cultural Oficial”

En aquel entonces, el presidente de la República, Federico Chaves Careaga, y el ministro de Hacienda, Guillermo Enciso Velloso, firmaron el decreto del Poder Ejecutivo No. 1736, del 24 de noviembre de 1953, documento que permitió al Gobierno paraguayo la entrega de US$ 3.200 dólares a cada uno de los artistas para difundir la música paraguaya en Europa, en “Misión Cultural Oficial”.

Luego de cumplir el contrato con el trío, los tres se separaron y Paraná nuevamente formó otro grupo denominado Los Paraguayos, con su hermano Reynaldo Meza, Rubito Medina y el arpista José de los Santos González. Rápidamente realizaron la grabación de dos LP para la Philips: “Famous Latin American Songs” y “Ambassador of Romance”, que fueron éxitos de venta.

En su ciudad natal, Altos (Cordillera), un monumento dedicado a este gran artista. Foto: Archivo.

Es uno de los artistas paraguayos de mayor renombre y trayectoria internacional; además de ser considerado uno de los íconos de la música paraguaya. Incluso llegó a compartir escenario junto con estrellas de talla mundial como Frank Sinatra, Elton John, Louis Armstrong, The Beatles, y Rolling Stones, entre muchos otros grandes, además de compartir con otros colosos de la música.

Su fama era tal al punto que trabajó para la Philips, el mayor sello discográfico del mundo de aquellos tiempos. Superó las 500 canciones grabadas, además de batir récords de venta con sus discos. En 1971 recibió en Alemania el Globo de Oro por la venta de más de 30 millones de discos. Vendió 650.000 casetes, visitó más de 76 países en sus giras y obtuvo ocho discos de oro.

Se presentó en el Madison Square Garden de Nueva York, el Olympia de París, el London Palladium, el Latín Quarter Tokio, el Tchaikowsy Hall de Moscú, el Royal Variety Performance donde el 4 de noviembre de 1962 fue cuando actuó con los Beatles en el Festival de San Remo en 1966.

La princesa Margarita saluda a los Beatles, en 1963. Más atrás aparecen la cantante Susan Maughan y Luis Alberto del Paraná. Foto: Gentileza.

Leé también: El lenguaje no verbal: qué refleja el color de tus prendas

Para finalmente morir a los 48 años en Londres, Inglaterra, a consecuencia de un derrame cerebral, en el hotel Prembridge Court Hotel. Luego fue repatriado, su cuerpo fue velado en el Teatro Municipal y sus restos fueron enterrados en el Cementerio de la Recoleta.

Su primer matrimonio fue con la francesa Lissette Cairoli. Y se casó por segunda vez con Carmen González Caballero, bailarina española, de nombre artístico Carmen Santana. Con quien tuvo dos hijos: Luis Manuel y Fabiola del Carmen, quienes tras su fallecimiento decidieron quedarse a vivir en Paraguay. Por otra lado, Carmen Santana falleció en nuestro país en abril del 2018, a los 88 años, tras padecer por mucho tiempo varias dolencias.

Dejanos tu comentario

12H

Miguel Cuevas ¿debería ocupar nuevamente su banca en Diputados?

Click para votar