La televisión uruguaya emitió anoche la segunda parte de la entrevista clandestina grabada el pasado 9 de noviembre con el presunto narcotraficante uruguayo Sebastián Marset, prófugo en la causa A Ultranza Py desde febrero de 2022; sin embargo, la principal novedad fue un audio remitido en las últimas horas al medio para asegurar que nunca se entregará a la justicia.

“Primero que nada, dejar claro que nunca hablé de entregarme. Eso no está en esta negociación. Tampoco nunca lo estuvo. Solo hablé de mi hermano, mi mujer y mi cuñado. Tampoco era negociación. Pedí que sean justos. Pero, parece que la política, en todos los países, hace lo que quiere y están bastante en complot contra mí esa mafia de la política no es justa”, dijo Marset en un clip sin imagen.

Lea más: Marset: levantamiento de alerta habría servido para ir a otro país

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Búsquenme nomás, yo no voy a entregarme nunca. Tampoco me siento acorralado como dicen. Me río nada más”, agrega en otro tramo, para seguido volver a cuestionar el operativo A Ultranza Py por haber imputado a su pareja Gianina García Troche, así como se burló de las autoridades paraguayas en alusión a los helicópteros que transportaron a la periodista uruguaya. “La verdad quiero terminar el año tranquilo con mi familia. Pero el próximo año sabrán si soy ángel o demonio”, finalizó su mensaje.

Durante la segunda parte de la entrevista emitida por el programa “Santo y seña” del Canal 4 de Uruguay, Marset también comentó que pretendía “contar su verdad” y “someterme a la justicia de Paraguay por mi voluntad no lo voy a hacer”. El prófugo negó su participación en amenazas emitidas contra fiscales y periodistas, así como rechazó que mezclara el fútbol con negocios ilícitos; el espacio televisivo también dedicó esta entrega a valorar la imagen de padre de Marset y destacó sus supuestas contribuciones solidarias.

Lea también: Caso Marset: juez decretó prisión de tres agentes policiales

El pasado 26 de diciembre, durante la primera entrega de esta entrevista, Marset dijo “confiar” en la justicia uruguaya y pidió que su hermano Diego Marset, su mujer Gianina García Troche y su cuñado Mauro García Troche tengan “garantías” para entregarse en su país, y ser juzgados allí, con lo que se conoció que hubo un contacto entre el representante legal del prófugo con la Fiscalía uruguaya. Sin embargo, el mandatario Luis Lacalle Pou, que dijo no haber visto la entrevista, se pronunció sobre el pedido: “El gobierno no negocia con narcotraficantes, eso está meridianamente claro, no debería ni decirlo”.

Sebastián Enrique Marset Cabrera se convirtió en un objetivo de las autoridades paraguayas con el megaoperativo A Ultranza Py, lanzado el 22 de febrero de 2022, para desarticular la organización criminal que supuestamente lideraba junto al paraguayo Miguel Ángel Insfrán Galeano, alias Tío Rico, detenido en febrero pasado en Brasil y extraditado en mayo pasado al país. En julio de este año, Marset escapó de otro importante operativo policial en Santa Cruz de la Sierra en Bolivia, donde residía con una identidad brasileña falsa y era jugador de un club de fútbol de segunda división.

Dejanos tu comentario