En un programa de Abc Cardinal, la periodista Mabel Rehnfeldt despotricó contra el ministro del Ambiente y Desarrollo Sostenible, Rolando de Barros Barreto, acusándolo de ignorar el pedido de agua potable para una comunidad del Chaco. No obstante, la comunicadora confundió al secretario de Estado con Arsenio Zárate, titular de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), quien se encuentra desplegando constantes acciones para brindar el líquido vital a las comunidades chaqueñas.

“A quién le importa Washington y Dubái si tus compatriotas a pocos kilómetros se están muriendo de sed, si te están escribiendo y pidiéndote auxilio. El padre Cristóbal le escribió ayer y no le respondió”, acusó Rehnfeldt, criticando la agenda ambiental del Mades que se desarrollará en EE. UU. y Emiratos Árabes Unidos, sin tener en cuenta que el titular de la SEN es el encargado de brindar respuesta a la problemática de la falta de agua.

Lea más: Gobierno completa asistencia en Presidente Hayes con 217.000 litros de agua

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Yo nunca mencioné al ministro del Ambiente, hablé del titular de la SEN, con quien logré ponerme en contacto y ya me adelantó que se están elaborando las acciones necesarias para llevar agua a Teniente Irala Fernández”, aclaró para La Nación/Nación Media, el sacerdote de la localidad, Cristóbal Acosta, con lo cual termina fracasando el intento de generar controversia sobre la problemática de la sequía en la Región Occidental y la supuesta falta de respuesta porque el ministro está de viaje.

El sacerdote manifestó que se trasladó este jueves hasta Asunción con el objetivo de conversar con las autoridades pertinentes para encontrar alguna respuesta inmediata a la falta de agua en el Chaco paraguayo. Reiteró que tiene la garantía del titular de la SEN de abastecer a la localidad de Irala Fernández, pero remarcó que la necesidad central se encuentra en el nulo funcionamiento del acueducto.

“El Gobierno invirtió mucho dinero para ver alguna diferencia en esta problemática, pero nunca observamos un cambio y ese dinero prácticamente quedó enterrado; es muy grave sufrir por la falta de esos resultados esperados. La corrupción no puede seguir así porque afecta de manera directa a los niños y jóvenes”, lamentó el sacerdote, en referencia al fallido acueducto de la era Mario Abdo Benítez.

Lea también: Articulan esfuerzos para asistir a 4.000 familias afectadas por sequía del Pilcomayo

Dejanos tu comentario