Santiago Peña se presentará por la tarde de este martes en la tribuna de la 78.ª Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que se celebra en su sede en Nueva York (Estados Unidos). El mandatario paraguayo ocupa el octavo lugar en la lista de oradores, que abrirá a las 15:00 (hora paraguaya) y su discurso estará centrado en la defensa de Paraguay, el desarrollo que proyectaría su gobierno y una integración global más amplia.

La comitiva que acompaña al presidente desde el domingo pasado en Nueva York está compuesta por la primera dama, Leticia Ocampos; el canciller Rubén Ramírez; la jefa de Gabinete, Lea Giménez; el ministro de Industria y Comercio (MIC), Javier Giménez; el ministro de Economía y Finanzas, Carlos Fernández; la coordinadora del Despacho de la Primera Dama, Alicia Pomata, y el jefe de Seguridad Presidencial, Óscar Sostoa.

El jefe de Estado desarrolla una intensa agenda durante cinco días, que se inició con un encuentro con el expresidente de Colombia Iván Duque y una cena de presentación en el Harvard Club con empresarios del Grupo Concordia. También destacó en eventos de negocios organizados por LatinFinance, Financial Times, el Council of the Americas y Citibank, con inversionistas a nivel mundial.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

En cuanto a su agenda bilateral, destacan las reuniones de los primeros ministros: Fumio Kishida de Japón, Han Duck-soo de Corea, Benjamin Netanyahu de Israel, el viceprimer ministro de Inglaterra, Oliver Dowden, y el presidente de Bolivia, Luis Arce. Al cerrar la jornada del martes, Peña publicó un video con un resumen de sus actividades de ese día.

Lea más: Leticia Ocampos asume la presidencia de la Alianza de Cónyuges

Antes del discurso de Peña se escucharán a Luis Arce (Bolivia), Kassym-Jomart Tokayev (Kazajstán), Seyyed Ebrahim Raisi (Irán), Abdelmadjid Tebboune (Argelia), Alberto Fernández (Argentina), Nayib Armando Bukele (El Salvador) y Sadyr Zhaparov (Kirguistán). Tras el paraguayo seguirán: Dina Boluarte (Perú), Filipe Jacinto Nyusi (Mozambique), Laurentino Cortizo Cohen (Panamá), Bola Ahmed Tinubu (Nigeria), Luis Lacalle Pou (Uruguay), Petr Pavel (República Checa), Surangel Whipps (Palau), Macky Sall (Senegal), Olaf Scholz (Alemania) y Kishida Fumio (Japón).

La sesión de esta mañana, desde las 9:00, tendrá la apertura a cargo de António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, y Dennis Francis, presidente de la Asamblea General. Seguido arrancarán los discursos de Luiz Inácio Lula da Silva (Brasil), Joe Biden (Estados Unidos), Gustavo Petro (Colombia), Abdullah II ibn Al Hussein (Jordania), Andrzej Duda (Polonia), Miguel Díaz-Canel (Cuba).

También: Recep Tayyip Erdoğan (Türkiye), Marcelo Rebelo de Sousa (Portugal), Sheikh Tamim bin Hamad Al Thani (Qatar), Matamela Cyril Ramaphosa (Sudáfrica), Serdar Berdimuhamedov (Turkmenistán), Volodymyr Zelenskyy (Ucrania), Alejandro Giammattei (Guatemala), Katalin Novák (Hungría), Alain Berset (Suiza), Nataša Pirc Musar (Eslovenia) y Shavkat Mirziyoyev (Uzbekistán).

Multipolaridad frente a multilateralidad

Más de 140 mandatarios desfilarán a partir del martes por la tribuna de la 78.ª Asamblea de la ONU en un mundo fragmentado y asolado por crisis como la del covid-19, la climática, la escalada de conflictos en África, en Ucrania, la crisis migratoria o la inflación. A ello se suman las tensiones geopolíticas sin precedentes en décadas, que han transformado al mundo en un espacio “multipolar y menos multilateral”, como lo definió Borrell.

El Sur Global quiere pasar la página del conflicto en Ucrania para concentrarse en la solución de unos problemas cada vez más acuciantes y que supuestamente iban a resolver los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para 2030. Los Estados miembros se comprometieron el lunes a “actuar sin demora” para hacer realidad este “plan de acción” “sin dejar a nadie atrás”.

Estos objetivos “encarnan las esperanzas, sueños, aspiraciones y expectativas de las personas de todo el mundo”, recordó el secretario general de la ONU, Antonio Guterres. El primero en hablar este martes será Brasil, seguido de Estados Unidos, Colombia y Cuba, representados por sus respectivos mandatarios. Los grandes ausentes de esta cita mundial serán los mandatarios de Rusia, China, Francia, Reino Unido (todos ellos miembros permanentes del Consejo de Seguridad). Por América Latina tampoco vendrán los mandatarios de México y Venezuela.

Foco para Zelenski

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, hablará por primera vez en la tribuna de la ONU, robándose la atención en un mundo asediado por las crisis y cada vez más cansado de los conflictos, como el de Ucrania. Por primera vez, el presidente ucraniano acude a la Asamblea General de la ONU -el pasado año lo hizo por videoconferencia- y participará en un Consejo de Seguridad consagrado a su país, antes de viajar a Washington, principal aliado en su guerra contra Rusia, donde será recibido en la Casa Blanca.

“Es muy importante que nuestra palabra, nuestros mensajes sean oídos por nuestros socios”, dijo Zelenski el lunes durante una visita a un hospital neoyorquino donde se recuperan soldados ucranianos que han resultado gravemente heridos en la defensa de su país tras la invasión rusa hace año y medio. “Ucrania presentará una propuesta concreta a los Estados miembros de la ONU para reforzar el principio de integridad territorial y mejorar la capacidad de la ONU para impedir y parar una agresión”, dijo en la red social X, antes Twitter.

Con Ucrania, “queremos una paz justa”, dijo el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell. “Aquí es el momento de hacerlo para garantizar un amplio apoyo a la fórmula ucraniana”, agregó en una conferencia de prensa. Ucrania siempre ha encontrado en la Asamblea General un gran apoyo, ante la imposibilidad de hacerlo en el Consejo de Seguridad por el veto de Rusia.

Lea también: Importancia de los mercados abiertos fue abordada por Peña ante el Consejo de las Américas

Pero cada vez son más las voces del Sur Global que reclaman una solución pacífica tras un año y medio de guerra, que ha tenido consecuencias en todo el mundo con la disparada de los precios de los alimentos, en particular para los más vulnerables. Ucrania es uno de los principales productores de cereales del mundo.

Una de esas voces es la del presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, que se reunirá por primera vez con Zelenski el miércoles, después de acusarlo hace un año de ser tan responsable como el presidente ruso Vladimir Putin de la guerra en Ucrania. Brasil busca un papel de mediador en la guerra de Ucrania, sin tomar partido por Kiev ni apoyar la invasión rusa. Su homólogo colombiano, Gustavo Petro, propuso sendas conferencias de paz con Ucrania y Palestina, porque el ruido de la “guerra nos quita tiempo para pensar”, dijo.

Con información de AFP.

Dejanos tu comentario