El abogado y aspirante a senador por el movimiento Honor Colorado, Óscar Tuma, indicó que la única alternativa viable para cancelar la millonaria deuda del Estado con el Instituto de Previsión Social (IPS) será utilizando el dinero proveniente de los fondos sociales de las entidades Itaipú y Yacyretá, por un período aproximado de 3 años.

Al respecto, la deuda histórica del Estado paraguayo rondaría cerca de los 450 millones de dólares, que se generó debido al incumplimiento del aporte del 1,5% por carga de trabajo, que está en la estructura norma­tiva de creación del sistema de seguro social.

“La situación del IPS debe tener la atención necesaria antes de que termine de explotar. Hoy existe una deuda inmensa del Estado con la previsional que no es honrada. La única manera de ir pagando toda la deuda es utilizando los fondos sociales de las binacionales por lo menos tres años, que sean topeados y que un alto porcentaje se destine a la deuda. No existe otra manera de pagar, a no ser que el Estado nuevamente emita bonos y cumpla con su obligación”, indicó.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Señaló que será necesario que se ejerza nuevamente una presión ciudadana para que el Estado cumpla con sus obligaciones. Tuma comentó también que el próximo gobierno deberá tener como prioridad la reestructuración total de la institución, que es utilizada principalmente como fines políticos, tal como se evidenció en el gobierno del mandatario Mario Abdo Benítez.

“Lastimosamente, los paraguayos no somos predecibles; cuando ocurren las catástrofes, ahí recién nos movilizamos. Si no nos comenzamos a movilizar, esto terminará explotando más temprano que tarde y el pueblo será el afectado”, mencionó en una entrevista con la radio 650 AM.

Lea también: Elecciones: disidencia liberal advierte al TSJE que estará vigilante ante un posible fraude

Proyecto impulsado

Las declaraciones del exdiputado surgieron tras la sanción del Congreso Nacional al proyecto de ley impulsado por el titular del IPS, Vicente Bataglia, y el legislador Arnaldo Samaniego, que establece la autorización de contraer nuevos préstamos para la institución con el fin de cancelar la deuda de 240 millones de dólares que tiene la institución con las proveedoras de insumos y medicamentos.

El colorado calificó al proyecto de “vendehúmos”, teniendo en cuenta que las entidades bancarias, ya sean públicas o privadas, no se arriesgarán a otorgar préstamos a una institución que se encuentra sin flujo de caja.

Te puede interesar: El IPS aumentó 208% su déficit con el gobierno de Mario Abdo

Dejanos tu comentario