El profesor de Ciencias Políticas y vicedecano de Asuntos Académicos en el Center for Hemisfheric DefenseStudies, National Defense University, EEUU, Michael Gold-Biss, expresó que la designación realizada por el Departamento de Estado de los Estados Unidos a través de la embajada de dicho país contra el expresidente de la República y líder de Honor Colorado, Horacio Cartes, forma parte de una “maniobra política”.

“El Departamento de Estado, que no tiene potestad de hacer acusaciones penales, hace el anuncio de que una persona está en la lista negra”, expresó el experto este viernes en una entrevista con la radio 1080 AM.

Las declaraciones de Gold-Biss surgen tras la decisión del gobierno norteamericano de denegar la entrada a Cartes y a su familia a ese país, situación que fue duramente cuestionada no solo por algunos parlamentarios, incluso también por abogados con amplia trayectoria, quienes señalaron que se trata de una decisión unilateral del órgano político de EEUU y carece de efecto jurídico, teniendo en cuenta que para esta nominación no se realiza un proceso de investigación para que se avalen de pruebas, a la par de ser considerada como una intromisión.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

“Los paraguayos se sentirían altamente ofendidos”

Por otra parte, manifestó que el proceso de investigación de las denuncias contra Cartes compete de forma exclusiva al sistema de justicia del Paraguay, debido a que no existen procesos penales abiertos en EEUU contra el empresario y exmandatario.

“La intervención de afuera se consideraría como una intervención de los asuntos internos del Paraguay, esto es un asunto interno que debería manejar la Justicia paraguaya. Consideraría que los paraguayos se sentirían altamente ofendidos por la acción de los Estados Unidos. No existe un caso penal contra el señor Cartes en los Estados Unidos, no existe ningún motivo por el cual se podría pedir la extradición en este momento o en los próximos meses del señor Cartes o de sus aliados”, afirmó.

Leé también: Abdo mantiene a Bataglia en el IPS, ya que es un recaudador para el botín oficialista, afirman

Foto: Captura de pantalla.

El experto agregó también que mediante la postura de Estados Unidos se terminó por desestabilizar el ambiente político con miras a las próximas elecciones internas partidarias y generales, terminando por instalar la “incertidumbre” en la ciudadanía paraguaya.

“Se está generando una desconfianza dentro del proceso político que creo que no es apropiada para unas elecciones que se vienen en un momento de gran incertidumbre, donde en América Latina existen movimientos políticos que han cambiado la realidad política generado movimientos hacia la izquierda y la derecha. Se está generando incertidumbre que en el Paraguay no existía”, remarcó.

Señaló también que la principal pregunta sobre la postura de la Embajada de los Estados Unidos ante el Paraguay debe centrarse sobre quién o quiénes se beneficiarán con la medida y el porqué se realiza la acción actualmente.

“Paraguay figura como un pequeño asterisco de importancia para los Estados Unidos, entonces uno tiene que preguntarse por qué en este momento se toma el esfuerzo de acusar a un expresidente de la República de un país al que consideran como un aliado a pocos meses de unas elecciones importantes. Nadie responde esto, entonces quedan unos rumores que son sospechosos y que alteran la dinámica interna política”, manifestó.

Gold-Biss insistió con el planteamiento argumentando que la “corrupción es ampliamente esparcida a través de los círculos políticos” y los sectores que atacan al movimiento Honor Colorado, haciendo referencia a la oposición y el oficialismo del Partido Colorado. “Esta acusación sale en un momento muy histórico. La oposición a este movimiento político tiene tanta o más corrupción”, sentenció.

“La diplomacia se fundamenta en generar rumores”

Por otra parte, aconsejó a que la situación se “maneje con gran cautela”, teniendo en cuenta que en varias ocasiones la diplomacia pública tiene como fin generar efectos políticos, incluso solo con base en versiones sin sustentos veraces.

“La diplomacia pública se fundamenta mucho en generar rumores que generen efectos políticos en los países a los cuales se dirige un mensaje. Yo soy de origen colombiano y como se sabe, en mi país se tiene una larga historia de narcotraficantes y personas políticas que han sido acusadas con el término significativamente corruptas por los Estados Unidos y a los cuales se los tachó de la misma manera y por lo tanto han sido prejuiciados por los medios, han sido acusados, víctimas de acusaciones que no tienen un fundamento claro en acusaciones precisas, sino en rumores”, indicó.

El docente dijo también que el Departamento de Estado del país norteamericano no tiene la potestad de realizar acusaciones penales. “Solo puede realizarlo en caso de crímenes de guerra, mientras que el Departamento de Justicia es el encargado de hacer las acusaciones judiciales. No se declaró cuáles son las pruebas y, por lo tanto, dentro de lo que sería la justicia americana sería encontrado inocente hasta ser declarado culpable”, añadió.

Te puede interesar: Abdo Benítez será el responsable de un quiebre en el proceso democrático, sostienen

Dejanos tu comentario