La exembajadora y aspirante a senadora por el movimiento Honor Colorado María José Argaña dijo que el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, será el principal responsable de un quiebre democrático en el Paraguay al pretender impulsar a través de un pacto con la oposición un juicio político contra la fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez, teniendo solo como motivación el conflicto electoral.

“Acá la responsabilidad política e histórica para un quiebre en el proceso democrático caerá sobre el presidente Mario Abdo directamente. El proceso de juicio político a la fiscal general es vergonzoso, se ha perdido toda norma y ética, por lo tanto la credibilidad en el proceso. La imagen internacional que proyectamos es pésima para la inversión y credibilidad”, expresó.

Al respecto, Argaña dijo que la dilación del proceso de enjuiciamiento que se inició a tambor batiente el pasado domingo y que se mantiene de forma permanente en cuarto intermedio en la búsqueda de votos solo deja expuesta la debilidad del pacto entre el gobierno de Abdo Benítez y la oposición.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Leé también: Los planilleros que Nicanor no ve: funcionarios de la EBY hacen campaña oficialista en pleno horario laboral

“Como mujer, defender a la fiscal general es un compromiso, el espacio logrado por ella como primera fiscal general de la historia del Paraguay nos obliga. El dilatar el juicio político es señal de la debilidad del pacto izquierda-oficialista para conseguir los votos”, sostuvo en entrevista con La Nación.

La dirigente colorada lamentó también la “memoria selectiva” de los políticos que impulsan o apoyan la solicitud de destitución de la máxima autoridad del Ministerio Público, sosteniendo que Quiñónez logró concretar buenos resultados en su gestión en la lucha contra el crimen organizado, narcotráfico y otros flagelos que son destacados por organismos internacionales y otros países como, por ejemplo, Estados Unidos.

Vaticina caída del pacto oficialismo-oposición

Finalmente, Argaña puntualizó que la desesperación del oficialismo en destituir a Quiñónez, quien cuenta con el respaldo del movimiento Honor Colorado, se centra en conseguir impunidad con la finalidad de continuar con los negociados.

“El expresidente de la República Horacio Cartes es una amenaza para la impunidad y los negociados del gobierno oficialista. El triunfo de Santiago Peña a la Presidencia y Cartes a la ANR será la caída del pacto Mario Abdo-oposición”, sentenció.

Te puede interesar: Ronald Acevedo renunció a la gobernación de Amambay para postularse a la Intendencia de PJC

Dejanos tu comentario