La Cámara Alta aprobó hoy en su sesión ordinaria convocar el lunes al ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, y al comandante de la Policía Nacional, Luis Arias, ante los hechos de inseguridad que sacuden al Paraguay y que se fueron intensificando ya no solo con la delincuencia, sino también con sicariatos.

Ambas autoridades mantendrán un encuentro con la mesa directiva del estamento integrada por líderes de las diferentes bancadas. Deberán explicar las acciones que son realizadas por los organismos de seguridad y las estrategias que son aplicadas con el fin de combatir el flagelo.

El pedido fue realizado por el senador del Partido Democrático Progresista (PDP) Pedro Santa Cruz, quien manifestó que el pedido surge “ante los graves problemas de inseguridad, corrupción y abusos policiales que afectan a la ciudadanía, yo pedí que se convoque al ministro de Interior y al comandante de la Policía ante la mesa directiva y fue aprobado”.

El llamado también surge ante los fuertes conflictos internos que existen entre las autoridades de ambas instituciones, derivando de esa manera la mayor parte del tiempo en solucionar o zanjar las confrontaciones mientras la ola de inseguridad y violencia aumenta a nivel país.

Lea también: Candidatos deben rendir dinero usado en elecciones

Tal fue el caso de la crispación que tomó estado público días atrás involucrando a Arias y al viceministro de Seguridad Interna, Pablo René Ríos, quien mediante una actitud prepotente intimó al agente policial por no haber, aparentemente, asistido a una convocatoria realizada por el funcionario de Estado con la finalidad de tratar varios temas relacionados a su viceministerio, pero que finalmente el comandante decidió en dicha ocasión no acudir y enviar a sus subalternos, hecho que molestó al segundo de Giuzzio, calificando el acto como una falta de respeto.

A la problemática se suma también los crímenes, en su mayoría mediante atentados que fueron cometidos principalmente en el transcurso de las campañas políticas de las pasadas elecciones municipales, en donde perdieron la vida varios candidatos a cargos electivos.

Por otra parte, también cobra gran fuerza la problemática del crimen organizado, ya no solo en las ciudades fronterizas del país. Un claro ejemplo de vulnerabilidad fue lo acontecido el pasado sábado en la zona de Pedro Juan Caballero, departamento de Amambay, donde resultó víctima fatal la hija del gobernador y dirigente liberal, Ronald Acevedo, junto a otras tres personas.

Giuzzio y Arias se habían colocado plazo para solucionar la ola de inseguridad

El pasado 7 de setiembre el ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, y el comandante Luis Arias se habían puesto un plazo de entre 60 y 90 días para dar resultados ante la inseguridad, caso contrario dejarían sus cargos.

Mientras que el presidente Mario Abdo Benítez exigió ayer a Giuzzio resultados ante el combate del flagelo, afirmando que cada institución debe hacer el máximo esfuerzo para lograr los objetivos trazados.

Te puede interesar: Llano y su equipo pedirán que se declare estado de excepción en Amambay

Dejanos tu comentario

9H

¿Qué acción debe ser emprendida ante la suba de casos de COVID-19?

Click para votar