El exfiscal general del Estado y abogado, Óscar Germán Latorre, manifestó que con miras a las elecciones municipales del domingo 10 de octubre existe una campaña para destruir la imagen de algunos candidatos a los cargos municipales ante la ciudadanía, principalmente la imagen de los aspirantes del Partido Colorado, estrategia que es acompañada por algunos medios de comunicación.

En ese sentido, comentó que la campaña se centra en presentar a los candidatos a intendentes, concejales, entre otros, como “verdaderos delincuentes” violentando sus “derechos y garantías fundamentales como la presunción de inocencia”, con la finalidad de cumplir con la estrategia mediática impulsada hace varios meses por la oposición “ANR Nunca Más”.

“Es evidente que la estrategia en esta campaña electoral es destruir la imagen de algunos candidatos a cualquier costo, las denuncias penales proliferan y algunos medios de comunicación han dedicado generosos espacios y programas exclusivos para presentar a algunos candidatos como verdaderos delincuentes. La regla del ‘vale todo’ está en plena ejecución para viabilizar el proyecto ANR Nunca Más”, dijo el abogado.

En comunicación con el diario La Nación, el abogado lamentó el manejo de ciertos medios de comunicación en cuanto a sus publicaciones teniendo en cuenta la gran influencia de sus informaciones sobre la opinión ciudadana.

“Los medios de prensa y más hoy en día con la tecnología tienen una influencia decisiva en la formación de la opinión pública, y lamentablemente algunos medios de comunicación, y sobre todo cuando se trata de políticos, publican artículos en donde no se les presentan ni siquiera como sospechosos o presuntos responsables sino directamente como culpables”, indicó.

Jueces y fiscales “al son de la música” marcada por los medios

Latorre señaló que las publicaciones también inciden contra los agentes fiscales y jueces que por temor a ser escrachados por los medios realizan sus investigaciones y emiten sentencias de acuerdo al “son de la música” que les marcan.

“Dicha escena y con ese tipo de publicaciones inciden sobre los agentes fiscales y jueces que por temor a ser escrachados por esos medios en un titular de prensa terminan bailando al son de la música que les marcan los medios y eso nos coloca obviamente ante un sistema de justicia penal selectiva a un poder fáctico de los medios. Por supuesto esto se da con mayor intensidad, faltando solo días para las elecciones es obvio y esto no se puede permitir”, sostuvo.

“Son prensas malditas que se pasan mintiendo”

Refirió a la vez que el Paraguay, su sistema democrático y la institucionalidad de la República, y principalmente la ciudadanía, se encuentran en riesgo ante el actuar de ciertos medios de información.

“Son prensas malditas que se pasan mintiendo desde la primera hora de la mañana hasta que concluye el día y eso causa mucho daño al país, al sistema democrático a la institucionalidad de la República y sobre todo a la gente que vive engañada con esas mentiras”, sentenció.

Latorre colocó como ejemplo el caso del diputado Ulises Quintana

Al respecto, el profesional del derecho apuntó contra los programas televisivos que dedicaron importantes espacios para poder presentar el caso Berilo, que de acuerdo a sus afirmaciones fue instrumentado con el fin de asociar a su cliente, el diputado colorado Ulises Quintana, quien aspira a ocupar el cargo de intendente de Ciudad del Este, con una asociación criminal dedicada al narcotráfico y lavado de dinero.

“Dedicaron todo un programa televisivo para presentar el caso Berilo, que fue instrumentado con el único propósito de calificar a Quintana como integrante de una asociación criminal dedicada al narcotráfico y al lavado de dinero. Poco importó que la Fiscalía lo haya imputado en su momento por enriquecimiento ilícito y narcotráfico sin un relato fáctico, limitándose exclusivamente a citar las leyes penales y nada más”, refirió.

Lea también: La CEP insta a votar por candidatos de conductas intachables y con coherencia política

Latorre señaló también que dicha “actuación fiscal temeraria” terminó por quedar al descubierto cuando se terminó por “excluir de la acusación de los hechos punibles de narcotráfico, tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito. Pero la perversidad inicial había logrado su objetivo de instalar la falsa idea de que Quintana estaba vinculado a una organización criminal dedicada a traficar drogas”, señaló.

“La conversación mantenida por Quintana corresponde a la que cualquier abogado podría mantener lícitamente con un cliente”

Por otra parte, se refirió a las transcripciones de las conversaciones obtenidas por la Senad el 28 de agosto del 2018 entre Quintana y Reinaldo “Cucho” Cabaña. Al respecto, comentó que “si las transcripciones de las conversaciones obtenidas por la Senad aquel 28 de agosto del 2018 son auténticas y válidas, como efectivamente lo son, no se necesita ser un jurista especializado en derecho penal para advertir que la conversación mantenida por Ulises Quintana corresponde a la que cualquier abogado podría mantener lícitamente con un cliente”.

Agregó a la vez que “siendo así, la hipótesis del caso sustentada por el Ministerio Público parece un arrebato emocional desprovisto de cualquier racionalidad y de legalidad. Son esas mismas conversaciones las que descartan toda posibilidad de participación de Ulises Quintana como integrante de una asociación criminal y, más aún, de haber intervenido para lograr la liberación del dinero”.

Ulises Quintana, diputado colorado y aspirante a intendente de Ciudad del Este. Foto: Archivo.

Latorre afirmó ser colorado, una persona honesta indignada por la corrupción imperante y la impunidad, sosteniendo que luchó toda su vida contra el flagelo del narcotráfico que terminó con la vida de varios ciudadanos.

“Por ese motivo, jamás he asumido la defensa de una persona que aún gozando de la presunción de inocencia, se encuentre imputada o acusada por algún hecho punible contemplado en la Ley 1.340/88″, aseveró.

“Si fuesen ciertas las sospechas, jamás asumiría su defensa técnica”

El exfiscal general del Estado comentó que “si tuviese la menor sospecha de que Ulises Quintana realmente es responsable de los graves hechos punibles que le han sido atribuidos, tanto por el Ministerio Público como por el poder mediático, jamás asumiría ni me mantendría en su defensa técnica. Con perversas campañas con la que pretenden destruir la imagen de un candidato y generar su rechazo por el ciudadano elector, solo están destruyendo las bases del estado democrático”.

Finalmente Latorre refirió que en dicha campaña de desprestigio impera la ironía, ya que ciertos “corruptos” que fueron denunciados en su momento por Quintana hoy tratan de desacreditarlo. “La ciudadanía no debe dejarse engañar por los mercaderes de la mentira y la maquinación”, sugirió.

Te puede interesar: En Ciudad del Este pugnarán 13 candidatos a intendentes y 28 listas para la Junta Municipal

Dejanos tu comentario