El senador Martín Arévalo es protagonista de esta semana, ante la denuncia que lo salpica por supuesto tráfico de influencia con un cargamento de contrabando. Las acusaciones que se dieron en su contra serán tema de análisis en una comisión de la Cámara Alta, y no se descarta una pérdida de investidura.

La gravedad del hecho irregular desembocó en idas y vueltas entre el senador y el director de Aduanas, Julio Fernández, teniendo en cuenta que surgen versiones diferentes. En este contexto, La Nación considera al legislador como el político de la semana por estar involucrado en esta actividad ilegal.

Te puede interesar: Titular de Aduanas denuncia al senador Martín Arévalo por tráfico de influencias

El senador Arnaldo Franco, presidente de la Comisión Anticontrabando de la Cámara Alta, anunció que el próximo lunes escucharán las versiones de su colega Martín Arévalo y del director de Aduanas, por el supuesto robo de mercaderías de contrabando y la actuación del senador para lograr salvar la carga.

No hay un plazo ni fecha para emitir un informe sobre la denuncia del senador por el supuesto robo de mercaderías de Aduanas y la versión de Fernández sobre presunto tráfico de influencias. Ambas versiones serán escuchadas por los integrantes de la comisión.

El senador retrucó al director de Aduanas, lo acusó de robar mercaderías de contrabando. Foto: Gentileza

Intento de tráfico de influencia

La denuncia de Fernández se da por el ingreso de un cargamento de productos electrónicos de manera ilegal, hecho que consideró “inaudito y grotesco”, más aún porque el senador sería quien está abogando por el tema. Teniendo en cuenta el caso que involucra a Arévalo por responder por el supuesto dueño de la mercadería, el director decidió hace una semana evidenciar los casos y realizar la denuncia a la Fiscalía.

Arévalo supuestamente habría estado haciendo lobby a favor de un empresario extranjero que pretendía ingresar a Paraguay un cargamento de productos electrónicos de manera ilegal. Cuando el caso salió a luz, Fernández también decidió ventilar varias solicitudes realizadas por el senador para colocar a personas en puestos claves dentro de la institución.

La insistencia de este para ubicar a los suyos en cargos aduaneros fue uno de los motivos por los que Fernández presentó la denuncia por presunto tráfico de influencias. El intento de tráfico de influencias por las cargas que fueron declaradas en contrabando están en manos de la Fiscalía y también en manos del Poder Legislativo.

Lea más: Director de Aduanas da su versión y asegura que no se dieron irregularidades en venta de mercaderías robadas

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar