El director de Aduanas, Julio Fernández, presentó una denuncia contra el senador colorado Martín Arévalo ante el Ministerio Público por tráfico de influencias en torno a un cargamento ilegal que fue decomisado en Encarnación, perteneciente al empresario extranjero Armando Chan.

Al respecto, el funcionario de Estado acusó al legislador de hacer lobby a favor del propietario de un cargamento de productos electrónicos y ventiló varias solicitudes realizadas por el colorado para colocar a un grupo de personas en puestos clave dentro de la institución.

“En este cargo uno generalmente siempre tiene presiones, es normal que haya presiones para nombramientos, para meter gente, entre otros. En el caso del senador Arévalo se extralimitó y llegó al extremo de ser muy incisivo en pedir y presionarme desde su cargo de legislador por cargos para funcionarios en lugares estratégicos”, comenzó mencionando.

“El senador ya se extralimitó y exageró”

Fernández manifestó también que Aduanas decomisó y remató el cargamento bajo las leyes vigentes, recalcando que la intervención del parlamentario en el conflicto a favor del empresario fue el agravante que colmó el vaso, teniendo en cuenta que según sus afirmaciones constantemente recibía acoso por parte del legislador para ingresar a personas como funcionarios en Aduanas.

“El senador ya se extralimitó y exageró y el agravante que colmó el vaso fue cuando tuvimos un caso muy grave de un contenedor que fue clonado. Se estuvo ejerciendo un fuerte control sobre el tema de la electrónica. Aduanas, una vez que declara en contrabando, puede disponer de esa carga legalmente y con toda la ley lo que hicimos fue rematar y recuperamos por lo menos el impuesto que hubiesen pagado si entraban legalmente. El senador le convoca a mi equipo y hace lobby por el supuesto dueño de la carga, un ciudadano extranjero”, indicó en comunicación con la radio 1020 AM.

“Se molesta cuando yo le digo que si la persona es su amigo irá directo a la cárcel”

Agregó también que remitió al senador una carta solicitándole que comunique a la Fiscalía los datos referentes al empresario y el pedido que le fue formulado, ya que Arévalo había mantenido un encuentro con Chan y sus abogados.

“Él se molesta cuando yo le digo que si la persona es su amigo irá directo a la cárcel porque es el sospechoso y supuesto dueño de la carga. Le envío eso al senador en una carta y le digo que informe a la Fiscalía. Él se molesta y empezó a hacer unos movimientos, incluso le llamó a una administradora que entendió en este tema para que se ponga de acuerdo y puedan culparme”, refirió.

Lea también: En peligro la inversión extranjera ante la falta de resultados en el rescate a Denis, afirman

Denuncia por tráfico de influencias

Agregó también que ante el supuesto planteamiento del senador a una funcionaria de Aduanas, la mujer le dijo que “se actuó bajo regla y que eso no iba a correr. La denuncia viene por tráfico de influencias por la cantidad de pedidos que yo tengo documentados por escribanía, entiendo que la Fiscalía puede peritar su teléfono y el mío también lo puede hacer. Él hace intensos intentos de poder colocar gente en puestos clave de Aduanas y, por otro lado, aboga por una persona y yo le pido que denuncie. Acá hay un intento de tráfico de influencias por cargas que fueron declaradas en contrabando, por gente que actuó en la clandestinidad, es una suma de todo esto”, sentenció.

Julio Fernández, director de Aduanas. Foto: Archivo.

Versión del senador Arévalo

Por su parte, el parlamentario mencionó que la denuncia formulada por Fernández surge con el fin de no esclarecer la denuncia que realizó en el Senado respecto al conflicto.

“Evidentemente quiere intimidarme para que no pueda aclarar una denuncia que yo hice la semana pasada. Esta clase de sabandijas no me harán correr así nomas, el abogado Horacio Galenao Perrone y otro abogado del estudio Paciello con su cliente el empresario Armando Chan me visitaron hace 15 o 20 días y me dijeron que hubo una situación de decomiso de una mercadería ilegal en Encarnación. Yo les escuché y ellos reconocieron que ingresó de manera ilegal, pero mencionaron que se les robó la mercadería del deposito de Aduanas”, puntualizó.

“Acá él quiere camuflar que actuó bien y que protegió al Estado”

Añadió que el empresario y sus abogados afirmaron que la mercadería ingresada de contrabando tiene un valor de 3 millones de dólares, pero que finalmente fue rematada por Fernández a un costo de 60 mil dólares.

“Me comentaron también que la mercadería fue vendida a una persona que les terminó por ofrecer de vuelta. Me dicen que la mercadería costó 3 millones de dólares y que él (director de Aduanas) remató a 60 mil dólares, entonces acá él quiere camuflar que actuó bien y que protegió al Estado y está mintiendo, ya que no se puede una mercadería confiscada que ya es del Estado rematar en forma directa a un fulano que va y ofrece de nuevo al dueño”, comentó.

El colorado agregó que incluso recibió una respuesta por parte de Aduanas, en donde señalaron que parte de la mercadería fue robada por un grupo comando que ingresó al depósito de la institución.

“Yo presenté la denuncia porque creo que el Estado perdió acá, ya que él mismo dice que entró un grupo comando en el depósito y robaron. Cuando me llegó la denuncia, yo le llamé y le pregunté. También le llamé a otros funcionarios para poder esclarecer para verificar si ellos tienen la razón o me mintieron. La gente de la asesoría jurídica vino y reconoció que se robó”, mencionó.

“Puede pedir mi cabeza y yo voy a pedir su destitución”

Finalmente, mencionó que cuenta con las grabaciones de las conversaciones que mantuvo con el director de Aduanas y que si solicita su cabeza en la Cámara de Senadores, pedirá también la destitución del funcionario público.

“Yo tengo todo grabado y se quedó en mi teléfono. Puede pedir mi cabeza y yo voy a pedir su destitución. Porque yo quiero esclarecer esa situación él me va a denunciar a mí. Estamos todos locos, fue una denuncia pública que se hizo en mi oficina. La Fiscalía todavía no me citó a declarar, lo único que quiere este señor es intimidarme para que esto no se investigue. Él está imputado, el doctor Galeano Perrone ya lo denunció”, manifestó.

Te puede interesar: “Las invasiones no son el camino para Paraguay”, sostiene senador

Dejanos tu comentario