El diputado Basilio “Bachi” Núñez, líder de la bancada de Honor Colorado en la Cámara Baja, cuestionó la indiferencia del titular de la Secretaría Anticorrupción, René Fernández, en torno a las denuncias por irregularidad en la pasada gestión de Miguel Prieto, quien busca su reelección para el cargo de intendente en Ciudad del Este.

“El ministro experto en facturas apócrifas René Fernández ni se inmuta por la corrupción de la administración de Miguel Prieto. Claro, no es colorado y acá la justicia selectiva es el tema. Hace más de un año nosotros lo decíamos, ahora se está destapando, la verdad siempre te llegará, Miguel Prieto”, sostuvo.

“El más vil ladrón de la pandemia”

Al respecto, Núñez calificó a Prieto de “vil ladrón”, acusándolo incluso de utilizar facturas compradas para justificar la cocinada en torno a la adquisición de los kits de alimentos para las familias de escasos recursos afectadas por la crisis sanitaria y económica generada por la pandemia del COVID-19.

“Ahora me doy cuenta de que Prieto no sobrefacturó en pandemia los víveres, pues no existieron nunca, su modus operandi fue comprar facturas, es el más vil ladrón de la pandemia, es otro ladrón salvado por la justicia selectiva”, manifestó.

Lea también: Político de la semana: Martín Arévalo y su mediático cruce de acusaciones con el titular de Aduanas

Antecedentes

De acuerdo a las publicaciones periodísticas realizadas por la La Nación, la licitación para la adquisición de los productos se redujo a una familia y firma privilegiada, la cual se denomina Tía Chela, con un jugoso contrato de G. 2.949 millones para la entrega de 25.000 kits de alimentos y, además, con el riesgo de que la proveedora no cuente con la solvencia económica que se sospechaba desde un comienzo.

Basilio Núñez, diputado colorado. Foto: Archivo.

La administración de Prieto incluso emitió una orden de pago parcial de más de G. 1.769 millones a favor de dicha firma cuando esta aún no cumplió con la entrega de la totalidad de los alimentos, apurando el desembolso sin necesidad alguna, ya que el contrato fue firmado el 27 de marzo del 2020, la orden surgió el 3 de abril y la totalidad de los alimentos recién se debía tener para el 13 de abril.

Sin mayores avances en la investigación

Cabe destacar que en la inves­tigación de este caso, que no tiene mayores avances en el Ministerio Público, tam­bién se presume que existió lesión de confianza al entre­garse un contrato millona­rio a un comercio que tenía limitaciones financieras y que, según testimonios de la misma madre del dueño de Tía Chela, Fermín Ávalos, se prestó plata para esta licitación.

Te puede interesar: Abdo participará de la Celac en México para mantenerse a favor de la OEA

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar