El gerente técnico de la Administración Nacional de Electricidad (Ande), Fabián Cáceres, sostuvo que la idea de dejar la renegociación del Anexo C del Tratado de Itaipú será muy peligroso, teniendo en cuenta que el principal desafío del gobierno de Mario Abdo Benítez al iniciar su mandato fue la revisión de este anexo con el Brasil.

“El canciller (Euclides Acevedo) dijo que ya se dejaría para el próximo gobierno, eso para mí es una decisión muy peligrosa, lamentable. El gran desafío para este gobierno al arrancar era justamente la revisión del Anexo C, con eso ellos prácticamente tiran la toalla, le dejan al próximo gobierno, va ser muy complicado”, cuestionó Cáceres en contacto con el canal Gen y Universo 970 AM.

Podés leer: Juan Afara fue reelecto presidente de la Comisión Nacional de Defensa de los Recursos Naturales

Fabián Cáceres, gerente técnico de la Ande. Foto: Archivo.

Otra de las preocupaciones que dan, según el gerente de la Ande, es el costo de la tarifa que podría disminuir, y la posibilidad de disponer de más ingresos sobre algunos de los elementos que están “atados” al Anexo C.

Preocupación

La preocupación que tenemos es que al disminuir el costo de la tarifa la posibilidad de disponer de más ingresos sobre algunos de los elementos que están atados al Anexo C, entonces eso disminuiría. “Va ser muy difícil que la tarifa baje y luego se negocie entonces vuelva a subir la tarifa, eso en la práctica no va a funcionar”, adelantó.

En este sentido, Cáceres mencionó que cree que lo ideal es que no baje tanto, que por un lado se busque una manera a través de una negociación, en este momento, o se incorpore algún costo o gasto, para que no baje tanto los costos mientras esto se negocie y se llegue si es posible antes del 2023. “Si esa tarifa llega a bajar totalmente, el mayor beneficiado va a ser Brasil, porque ellos tienen dos objetivos principales en todo este tema, ellos quieren disponer de la energía que Paraguay utiliza al menor precio y bajar la tarifa”, sostuvo.

En un principio, se manejaba la idea de que se daría una disponibilidad financiera de unos US$ 2.000 millones que se distribuirían entre ambos países, Paraguay y Brasil, sin embargo, esto fue aclarado por las autoridades de la binacional que no sería de esa manera, y lo que sí se podría dar es una disminución de la tarifa.

Leé también: Secuestradores tenían ropa parapara’i con insignia de la ACA-EP, dicen familiares

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar