La manera violenta con la que culminó la jornada de protesta el miércoles pasado quedará en el recuerdo de muchas personas, ya sea porque fueron víctimas de la turba o por las consecuencias legales que podría ocasionar a quienes fueron identificados y investigados por el Ministerio Público.

La residencia Colorado Róga, ubicada en el edificio Patria, sito en la esquina de 25 de Mayo y Tacuary, fue el blanco de las acciones vandálicas de un grupo de inadaptados, quienes con sus acciones han hecho que el legítimo reclamo ciudadano por la mala gestión de las actuales autoridades del Ejecutivo, pase a un segundo plano.

Le puede interesar: Fiscales ordenan la detención de cinco personas tras manifestación

Un lugar donde se ayuda

“Estoy en contra del vandalismo y de estos actos criminales. Este es un lugar donde se ayuda a personas que no tienen un lugar donde vivir, como esos dos jóvenes con discapacidad (Fernando Vera y Walter Velázquez), quienes se salvaron de morir”, comienza relatando el coronel de Infantería (SR), Arnulfo Ortiz Vera, de 78 años. Desde el 2017 es el encargado de la residencia que administra la Asociación Nacional Republicana (ANR).

Quienes frecuentan el local partidario y la residencia lo conocen simplemente como “coronel Arnulfo”. El hombre explica que él fue salvado por el decreto de restricción horaria, pues en otro caso, hubiese estado en el lugar incendiado.

La biblia que se salvó del incendio en la residencia de la ANR. Foto: Gentileza.

Se quemó todo, menos su Biblia

“No puedo abandonar la responsabilidad, cada tres días voy a revisar el lugar y me encargo de la limpieza”, agrega. Luego reflexiona sobre una Biblia que no fue alcanzada por las llamas, a pesar que el cielorraso en llamas cayó a su alrededor, quemando todo lo que se encontraba en su oficina.

“En ese lugar tenía varios certificados que gané por el reconocimiento de las personas que llegaron en estos años a la residencia. Casi todos se quemaron, pero a mi Biblia la encontré intacta y eso fue algo increíble”, comenta.

Aunque agradece que no hubo víctimas en el incendio provocado por los violentos manifestantes, sí lamenta haber perdido para siempre algunos objetos personales que tienen más que nada, un gran valor sentimental para él.

Un invaluable reloj cubano

“Cuando acompañé a una delegación que fue becada a Cuba, recorriendo el mercado de la ciudad encontré un reloj con el escudo de Cerro Porteño, me llamó la atención y lo compré, aunque no recuerdo cuánto me costó, pero hasta eso me quemaron”, lamenta el coronel Arnulfo.

Bien temprano el jueves, apenas se enteró de lo sucedido, llegó hasta la residencia pero las personas que se encontraban realizando el relevamiento de los daños no le permitieron ingresar a buscar sus cosas, por el temor a que se derrumbara parte del techo en medio de la oscuridad.

Le puede interesar: Aparecen amenazas, instigación y justificación de hechos violentos tras incendio de Colorado Róga

Recuerda con nostalgia los tiempos en que Colorado Róga era un lugar de alojamiento para delegaciones artísticas y deportivas de diferentes lugares del país y del exterior, que optaban por quedarse en el lugar por varios factores.

En el momento del ataque por parte de los violentos, alrededor de 20 personas se encontraban en lugar. Foto: Pánfilo Leguizamón.

Artistas y deportistas del interior y del exterior

“Delegaciones de México, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Brasil y España, se han alojado en este lugar por una u otras razones. Eran artistas algunas veces y en otras eran deportistas, sobre todo nadadores, atletas y practicantes de artes marciales”, recuerda con notable precisión.

El coronel Arnulfo cree que las cosas deben contarse tal y como son, sin agregar nada que no sea verdad. “Colorado Róga es el paño de lágrimas de muchos conciudadanos y también de gente del exterior, quienes van allí muchas veces cuando no tienen para su hospedaje y con unos pocos requisitos, pueden quedarse unos días, ya sea si están enfermos o no terminaron las gestiones que vinieron a hacer a la capital”, explica.

Homenaje a la honestidad

El coronel Arnulfo exhibe un certificado que se salvó de las llamas y explica por qué ese certificado tiene un valor especial para él. “Significa mucho para mí y para la institución. Fue entregado por un grupo de profesores del interior del país, quienes llegaron para un foro del ministerio de Educación y una de ellas se olvidó más de Gs. 1.550.000, pero lo recuperó”.

Ahora su deseo es que los arquitectos e ingenieros que están restaurando el lugar, luego del incendio, lo puedan terminar lo antes posible.

“Es de vital importancia porque por ejemplo, en estos días de emergencia, me llamaron y le dimos hospedaje a dos personas que vinieron de Encarnación, pero lamentablemente luego de cinco días, falleció su padre. Le damos la mano a la gente que necesita”, recordó.

El certificado que le entregaron al coronel Arnulfo, fue una de las pocas cosas personales que se salvaron de las llamas. Foto: Gentileza.

No saben lo que hacemos desde Colorado Róga

Los jóvenes con discapacidad física que se encontraban en la residencia y que fueron rescatados por un guardia del lugar, duermen en la planta baja porque no pueden subir las escaleras a causa de sus inconvenientes físicos.

“Ambos salen temprano para dirigirse a sus lugares de trabajo y uno de ellos incluso ya está por recibirse de licenciado”, confiesa Arnulfo, agregando que suelen recibir ayuda porque ambos tienen mucho deseo de superarse, por eso es muy lamentable lo que hicieron porque ellos no saben lo que se hace silenciosamente desde Colorado Róga”, comentó muy emocionado.

Agradeció al presidente de la ANR, Pedro Alliana, por ordenar la rápida restauración del lugar y envió un saludo especial a sus amigos del Instituto Republicano de Políticas Estratégicas, mostrando un banderín del grupo, que también sobrevivió al vandalismo de la noche del miércoles.

Solo unos pocos objetos personales que Arnulfo guardaba en su oficina en Colorado Róga lograron salvarse de las llamas. Foto Gentileza.

Solidaridad desde Pilar

Patricia Recalde Mallorquín es una joven pilarense y expresó en sus redes sociales la tristeza que le generaba el hecho, al igual que otras personas que compartieron momentos en la residencia colorada.

“Es una pena que se llegue a esto, es un lugar que nos recibe cada año. Colorado Róga es como nuestro hogar y nos reciben con todas las comodidades, con toda confianza y sin cobrarnos nada”, escribió.

Patricia acompaña generalmente a sus hijos a las competencias de natación que se desarrollan en Asunción. “Como parte de la delegación de natación de Pilar, sentimos mucho este daño porque realmente es un lugar para los que viajamos del interior a la capital y no hace absolutamente ningún mal, al contrario, apoya a familias y jóvenes a que puedan realizar sus actividades en la capital”, concluyó.

Orden de detención

Los agentes fiscales María Estefanía González y Lorenzo Darío Lezcano solicitaron al comandante de la Policía Nacional, Luis Arias, la detención de cinco ciudadanos ante los hechos de producción de riesgos comunes, perturbación a la paz pública, daño a cosas de interés común, daño a obras construidas o medios técnicos de trabajo, tras las últimas manifestaciones en las inmediaciones del Congreso Nacional.

Estas personas son: Arnaldo Francisco Martínez Benítez, paraguayo, soltero, de 38 años de edad; Vivian Guadalupe Genez Meza, paraguaya, soltera de 25 años de edad; Enrique Agüero Escobar, de 20 años de edad, soltero, paraguayo.

La lista continúa con Pedro Manuel Areco Ríos, paraguayo, soltero de 21 años de edad, y Luis Miguel Trinidad Paniagua, paraguayo, soltero de 26 años. Los mismos una vez detenidos deberán ser puestos a disposición de la unidad fiscal.

Lea también: Ministerio Público investiga hechos delictivos durante violenta jornada de protesta







Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar