El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, hoy desde Caacupé, en presencia de monseñor Ricardo Valenzuela y de varias autoridades, habló sobre el uso de la psicología social en los paraguayos con relación a la “cuarentena total”, que cumplirá un año de su imposición estatal y permitió imposición de reformas y endeudamiento.

“Nuestra estrategia era hacer un efecto shock”, explicó Abdo sobre la conmoción imprevista que instalaron en la ciudadanía; añadió que el objetivo fue “cambiar los hábitos que forman parte de nuestra cultura. Lo hicimos bien”. Esto lo dijo durante la habilitación de las mejoras en el Teatro Municipal “Doña Guillermina Franco Vda. de Casamayoret” de Caacupé.

Leé también: Plantean interpelar a Mazzoleni por enviar a chicos a clases en la etapa más crítica del COVID-19

Nueva Subestación Altos, que beneficiará a más de 14.200 usuarios de San Bernardino, Atyrá, Nueva Colombia y Loma Grande. Foto: Gentileza.

“Cuarentena total con un solo caso”

“Paraguay fue el país que impuso cuarentena total con un solo caso de coronavirus”, destacó el presidente y añadió que “no crean que para un presidente no es difícil tomar esa decisión. Yo sabía el impacto que eso iba a ocasionar”. Mario Abdo listó los impactos en la economía, el empleo, en las recaudaciones, así como también las reformas impuestas.

El 7 de marzo de 2020, Paraguay confirmó el primer caso de COVID-19, en un viajero paraguayo de 32 años que volvió Ecuador. El 10 de marzo, el Gobierno decretó el Aislamiento Preventivo General a nivel nacional, y el país entró en cuarentena total desde el 20 de marzo, en la misma fecha que se confirmó el primer deceso por coronavirus, que fue el doctor neurocirujano Hugo Díez Pérez, de 69 años, contagiado en un centro médico de Asunción por un paciente.

Del discurso presidencial se connota un análisis relacionado con la famosa “doctrina del shock” de la periodista canadiense Naomi Klein, en la que se asegura que a través de impactos en la psicología social a partir de desastres o contingencias, provocando que, ante la conmoción y confusión, se puedan hacer reformas impopulares.

Te puede interesar: Mario Abdo Benítez a las clases, visitó escuela en Altos

El presidente entregó implementos agrícolas para productores campesinos coordilleranos. Foto: Gentileza.

“Que no maten nuestra cultura”

Abdo contextualizó su lectura de la realidad global: “La oportunidad de la globalización, en el sentido de que en los procesos de integración se aprende a convivir de manera asociativa y comunitaria, que nos hizo entender con mayor fuerza el coronavirus”. Sostiene que en la humanidad “todos estamos interconectados y dependemos unos de los otros”.

Y como amenaza de la globalización, hizo mención a la primera ministra alemana Angela Merkel, al indicar que la pandemia de SARS-CoV-2 es la crisis más importante después de la Segunda Guerra Mundial. Dijo además que las medidas de cuarentena son “un homenaje a la cultura paraguaya”. Pidió “que la globalización no mate nuestra cultura”.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar