El asesor jurídico de la presidencia, Hernan Huttemann, acompañado de Cristina Goralewski y Gail González, titulares del Instituto Forestal Nacional (Infona) y del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), respectivamente, anunciaron el veto total del Poder Ejecutivo a la ley de expropiación de Marina cué.

Posteriormente, comunicaron que se está preparando un nuevo proyecto de ley que incluirá a 806 hectáreas en la misma propiedad y que próximamente será presentado al Congreso Nacional, a fin de formalizar a las 130 familias que se encuentran en el lugar.

Las 806 hectáreas mencionadas se encuentran libres de bosques desde hace varios años, anunció Gail González. La titular del Indert explicó que se buscará un compromiso con estas familias, a fin de no avanzar sobre el resto de la propiedad, pues de hacerlo se estará violando la ley de deforestación cero. El proyecto original pretendía desafectar 1.700 hectáreas y transferirlo al Indert a los fines de la reforma agraria.

Le puede interesar: Marina Cué: Único fin es la ganancia político-económica

Contra la ley de deforestación cero

“El análisis jurídico que realizamos con el Infona, con el Indert y con el Mades (Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible), llegamos a la conclusión que estaríamos frente a una contraposición entre lo que establece el proyecto y lo que prevé la ley de deforestación cero recientemente promulgada. Entonces desde ese punto de vista, se tomó la decisión de firmar el decreto de objeción”, manifestó Huttemann.

Por su parte Cristina Goralewski, titular del Infona, explicó que la decisión tomada no es una postura política sino más bien una realidad “jurídica insalvable que merece un análisis profundo y exhaustivo por cuestiones técnicas. El proyecto pretende transferir al Indert la totalidad de la reserva forestal a fin de que lo transforme en un asentamiento humano y esto se contrapone a la ley de deforestación cero”.

Generaría un delito

En su artículo 4°, la Ley 6.256, establece la prohibición del cambio de uso de suelo o actividades de transformación de superficies boscosas para la expansión agrícola-ganadera o para superficies destinadas a asentamientos humanos. “La intención de transformar superficies boscosas en asentamientos humanos, automáticamente genera un delito”, manifestó la titular del Infona.

Agregó que comprenden la situación social planteada en este caso por lo que deja a criterio del Indert y el Mades, la desafectación parcial de zonas que no corresponden a bosques o cobertura forestal. “Expuestos estos argumentos, se puede concluir que el proyecto de ley, vulnera las disposiciones vigentes y principios ambientales desarrollados y sostenidos en favor de los recursos ambientales y forestales en el país”, concluyó.

Goralewski confirmó que desde su institución recomendaron a la Presidencia el veto total a esta ley pero con la posibilidad de generar un nuevo proyecto que no incluya la cobertura forestal en el inmueble afectado.

Le puede interesar: Caso Marina Cué: “Lo ambiental debe estar por encima de intereses grupales”, afirman

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar