Luego de estar suspendida por 60 días, la diputada liberal Celeste Amarilla retornó hoy a la Cámara Baja. Fiel a su estilo, ocupó su banca sin expectativas algunas, alegando que se encuentra en el camino correcto, siendo la voz del pueblo.

“Hoy me sumo de nuevo, este tiempo me demostró que estuve en el camino correcto”, expresó la legisladora, quien por dar declaraciones, cuestionamientos y críticas, e insinuar que el 60% a 70% de los parlamentarios llegó a su banca con dinero sucio, fue suspendida. El argumento expuesto en su contra fue la falta de respeto a los colegas.

Lea más: Celeste Amarilla: de su piscina en la calle a alardear sobre un arroyo, recibe críticas

Foto: Universo 970.

Una vez reintegrada, Amarilla reiteró que seguirá como instrumento de aquellos quienes la votaron y de quienes no, “para ser la voz el pueblo acá adentro, denunciar lo que el pueblo no puede, contar lo que el pueblo no se entera y reclamar lo que el pueblo quiere y no se le escucha, esa va a ser mi línea”, dijo en sus declaraciones a la salida de la sala de sesiones.

También está convencida de que “todo lo que dijo era cierto”. Dijo tener el apoyo de la iglesia, el Colegio de Abogados y la mesa de oposición. “Esta vez la Iglesia Católica se comporta a la altura de lo que debiera, no así en otras ocasiones; esta vez está en lo correcto al decirles a los fieles que el problema es la narcopolítica, la política con dinero sucio y la impunidad”, sentenció la legisladora.

Sin expectativas

No desaprovechó la oportunidad para manifestar su disgusto por la llegada tardía de los legisladores que no estuvieron presentes a la hora convocada, 8:30. Cuestionó que no sean sancionados, por lo cual no tiene “tantas expectativas, veo que no cambia nada acá, es la hora y estamos sin quorum, estamos 23″, dijo.

Mientras que en la noche de ayer, la diputada ya anticipaba su regreso a través de las redes sociales por donde se mantuvo en contacto con la ciudadanía. Compartió una foto suya en la cama, leyendo un libro, y con los diarios de la fecha. “La censura me hizo poner pijama. Comienzo de nuevo; día 60 preparando la vuelta al ruedo”, expresaba.

La cuestionada diputada se vio envuelta en críticas desde el inicio de su periodo parlamentario, cuando confesó que había pagado US$ 200 mil para obtener un lugar en la lista del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA). Había ocupado el lugar número uno de la lista oficial.

El proyecto de resolución para la suspensión había sido presentado por el líder de la bancada del movimiento Honor Colorado, Basilio Núñez, quien cuestionó que en reiteradas ocasiones acusaba que por los pasillos de la Cámara corría dinero sucio. Así fue que con 47 votos se decidió suspender a la legisladora.

Nota relacionada: Diputados suspenden a Celeste Amarilla por 60 días sin goce de sueldo

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar