La presencia de un grupo de campesinos agremiados en el microcentro de Asunción tuvo repercusiones inesperadas, como el caso de los groseros calificativos que el periodista Enrique Vargas Peña utilizó para referirse al jefe de la Policía Nacional, el comisario Francisco Resquín, como también al ministro del Interior, Euclides Acevedo.

El mencionado periodista trató de badulaque y mierda a Resquín, para luego dirigirse a Acevedo, al que trató de enano de mierda e hijo de puta. Los acusó a ambos de estar al servicio de la mafia y a los campesinos nucleados en la Comisión Nacional Intersectorial, como operadores políticos del Partido Colorado, para luego pedir a los gritos juicio político para Mario Abdo Benítez.

Le puede interesar: Manifestaciones: “Se trata de evitar la represión porque no conduce a nada”

Euclides Acevedo “recogió el guante” y respondió al comunicador. “De entrada te voy a decir que sos un pelotudo grado 33 y te voy a aceptar que me digas enano de mierda, te voy a aceptar que me digas renunciá, pero yo no soy ningún hijo de puta ni un mercenario de ninguna mafia”, respondió molesto el ministro.

Te puedo convertir en mi enemigo

“Y si querés que te siga atendiendo, tenés que cambiar porque me voy a una ferretería y voy a comprar un hilo 16 y una aguja para coser pelotas y te voy a coser la boca”, agregó Acevedo. Como parte de su descargo tras el maltrato verbal al que fue sometido por el periodista, el ministro prosiguió diciendo: “Yo te puedo convertir en mi enemigo y te podés arrepentir toda tu vida”.

El grupo de campesinos se instaló desde el lunes hasta el jueves por la tarde en el microcentro de Asunción, cerrando varias calles de la zona, lo que produjo caos vehicular y mucho nerviosismo en la ciudadanía.

Acevedo mencionó que desde el Ministerio del Interior se buscar evitar cualquier conflicto que pueda perjudicar los bienes y patrimonios de terceras personas e insistió en que siempre habrá este tipo de problemas cuando hay derecho a la manifestación y la libre expresión.

Finalmente aclaró que no se pueden prohibir las manifestaciones ni la circulación de personas en la vía pública y lo ideal es encontrar una solución pacífica. Destacó que la Policía puede actuar, pero “conforme a la orientación” del Ministerio Público, a fin de hacer respetar los derechos de todos.

Lea además: Embargo al PLRA: “Se comió el dinero”, asegura Silva Facetti


Dejanos tu comentario

11H

¿La decisión de habilitar balnearios fue acertada?

Click para votar